04 de diciembre de 2018
04.12.2018

La Unidad de Delitos Violentos de la Policía se hace cargo de la desaparición de la británica

La joven, divorciada en Reino Unido trabaja en un complejo turístico de Puerto de la Cruz

04.12.2018 | 01:37

La Unidad de Delitos Violentos (UDEV) de la Policía Nacional se hizo cargo de las pesquisas para saber qué le pasó a la ciudadana británica Amy Louise, de 29 años y que fue vista con vida por última vez el pasado jueves, cuando estuvo en compañía de varias personas en un bar en las proximidades de la Jefatura de la Policía Local de Puerto de la Cruz.

La joven, divorciada en Reino Unido trabaja en un complejo turístico de Puerto de la Cruz, mantenía una relación con un joven, al que la Policía Nacional tomó manifestación días pasados, aunque los últimos testimonios recabados abundan en que ambos estuvieron bebiendo hasta la una de la mañana en un bar inglés, y luego les vieron irse por separado hacia sus casas.

La madre de Amy, una hermana y su pareja se encuentran en la Isla y la embajada británica en España se ha puesto en contacto con la Policía española para recabar toda la información disponible al respecto.

Las fuentes policiales consultadas apuntan a una desaparición no voluntaria, a pesar de que el domingo un helicóptero del GES rastreó la costa de Punta Brava, mientras que por tierra lo hacían efectivos de la Policía Nacional de la Comisaría portuense, sin resultado positivo.

Amy Louise mide 1,77 metros de estatura, tiene el pelo rubio rizado. ojos azules y un lunar en la nariz y pesa alrededor de 55 kilos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook