10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Los tres tripulantes de la pontona saltaron al agua para salvar sus vidas

Ambas embarcaciones se dirigían hacia Tenerife - Los náufragos se arrojaron al mar al observar que el ferri se aproximaba hacia ellos

10.11.2018 | 01:55
Los tres tripulantes de la pontona saltaron al agua para salvar sus vidas

Los tres tripulantes de la pontona Trames Uno, que el jueves por la tarde fue abordada por el catamarán Alborán a unos ocho kilómetros al norte del litoral grancanario, tuvieron que saltar de la embarcación en la que viajaban hacia Tenerife para poder salvar sus vidas cuando el barco de Naviera Armas estaba a punto de embestirles, de acuerdo con fuentes portuarias que han tenido acceso al relato de los náufragos.

Uno de ellos, relatan las mismas fuentes, se encontraba en la cubierta cuando observó que el Alborán se aproximaba hacia ellos y pensando que solo pasaría cerca llegó incluso a sacar su teléfono móvil para tomar unas fotografías del catamarán. Cuando se percató de que el barco se acercaba demasiado corrió a avisar a sus compañeros, uno de los cuales estaba en el puente de mando mientras el otro descansaba.

De acuerdo con este relato, en ese momento trataron de virar el barco a babor para evitar el choque, pero al comprobar que este era inevitable optaron por lanzarse al agua como último remedio. De allí fue de donde les recogió el equipo que acudió a su rescate a bordo del helicóptero Helimer 202. En el momento en el que los hombres de Salvamento Marítimo los sacaron del agua, uno de los tripulantes se encontraba asido al contenedor que transportaba la pontona y que tras el accidente se mantenía semihundido a la deriva. El segundo estaba en la balsa de salvamento y el tercero permanecía a flote.

El contenedor con los pertrechos y el casco de la pontona, ya volcado, permanecieron en el agua durante toda la noche del jueves vigilados por la tripulación del remolcador Miguel de Cervantes. Con las primeras luces del día, el barco de Salvamento Marítimo y un pequeño remolcador contratado por la propietaria de la pontona, la empresa gallega Trasme, comenzaron el traslado hacia el Puerto de La Luz en una operación que se prolongó durante varias horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook