07 de noviembre de 2018
07.11.2018

Secuestra a su expareja, se la lleva al monte de La Esperanza y acaba detenido

El presunto autor tenía una orden de alejamiento y raptó a la mujer en Ravelo. Una dotación de la Guardia Civil lo enganchó cuando estaba cerca de la torre del Gaitero

07.11.2018 | 01:04

La rapidez y la coordinación policial evitaron en la mañana de ayer, que a María (nombre ficticio de la víctima), una mujer que supuestamente raptó su expareja, le pasase algo grave, ya que la Guardia Civil temió encontrarse ante otro caso de violencia de género que hacía presagiar un fatal desenlace.

Los hechos se desarrollaron en la mañana, cuando la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil, recibía una llamada de la Policía Nacional donde se alertaba de que una mujer había sido supuestamente secuestrada por su expareja, en Ravelo (Tacoronte).

De inmediato, la Guardia Civil comprobó que el maltratador tenía una orden de alejamiento de esta persona. Ante esta grave situación la Benemérita activó a todos los recursos disponibles que establecieron diversos controles a lo largo del norte de la Isla. Las unidades del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona), el Grupo Rural de Seguridad (GRS), la Agrupación de Tráfico y las distintas parejas de Rural fueron alertadas. Mientras, desde la Comandancia de Ofra se trataba de conseguir la mayor cantidad de datos, entre ellos los vehículos que tenía el presunto secuestrador y su expareja, tres en total, pero se desconocía en cual de ellos había huido.

Desde el aire, el "Cuco" de la Guardia Civil rastreaba las principales pistas que partían desde Ravelo, puesto que se suponía que este individuo no había abandonado la vertiente norte de la Isla. Finalmente, una pareja de Rural que tenía establecido un control en la carretera TF-24, vía que conduce de La Esperanza a Las Cañadas del Teide detectó la presencia de un turismo sospechoso con un hombre y una mujer a bordo. Los guardias civiles lo interceptaron y pronto se percataron de que se trataba de la pareja que buscaban. El varón quedó detenido y fue conducido hasta la Comandancia en la capital tinerfeña, en tanto que la mujer, que no sufrió daño, aunque si pasó una situación de angustia fue trasladada hasta las mismas dependencias para interponer la correspondiente denuncia y todo en menos de una hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook