15 de septiembre de 2018
15.09.2018

Una mujer pacta la venta de su hija y acaba detenida junto a los adoptantes

La joven, colombina, relató a los agentes de la Policía Nacional que permaneció retenida en casa del matrimonio que le pagó el viaje

15.09.2018 | 01:52

Un caso de película. Una joven colombiana, embarazada de cinco meses y que contactó a través de Internet con un matrimonio de La Laguna, a los que ofreció su hija en cuanto naciese, acabó detenida junto a la pareja adoptante, los cuales han sido puestos en libertad con cargos por el Juzgado de Guardia de La Laguna, ciudad donde ocurrieron los hechos.

La joven, natural del país americano descubrió que a los cinco meses de su última regla, estaba embarazada. Como quiera que en Colombia desde el 2006, la Corte Constitucional abrió la puerta a la interrupción voluntaria del embarazo, pero solo cuando se incurre en alguna de estas tres circunstancias: Cuando el embarazo pone en peligro la salud, física o mental, de la mujer, o su vida; cuando el embarazo es resultado de una violación o de incesto o cuando hay malformaciones del feto que son incompatibles con la vida por fuera del útero y, ninguna de estas tres circunstancias se daba en la muchacha. Por eso, decidió anunciarse en las redes sociales ofertando quien adoptase a su hija, a cambio de la matrícula en la Universidad y el pago del viaje hasta Tenerife.

Un matrimonio lagunero que vio el anuncio se puso en contacto con la joven, a la cual ofertaron el pago de la matrícula y el traslado. Para ello propusieron una fecha cuando la mujer estuviese a punto de dar a luz. Esta pareja relató a la chica que no podían tener hijos y que gozaban de una situación desahogada económicamente. Hasta ahí todo fue sobre ruedas, según la denunciante.

No obstante, cuando la chica llegó a la Isla y fueron a recogerla a Los Rodeos, comenzó a darse cuenta de que no era todo como este matrimonio lo había pintado. Su estatus económico no pasaba por los mejores momentos y además, tenían dos hijos, solo que eran varones.

La joven relató a la Policía Nacional que durante los días que estuvo en La Laguna, esta pareja no la dejaba salir del domicilio. Además, la mujer, para simular que estaba embarazada se colocaba un cojín en el estómago. La joven mostró su disconformidad el día que acudió con este matrimonio a inscribir a su hija al Registro Civil. En ese momento, el varón pretendió hacerse pasar por el padre biológico, cosa que enfureció a la muchacha.

La joven colombiana pudo escapar y acudir hasta la Comisaría de la Policía Nacional de La Laguna, donde relató con todo lujo de detalles como se había gestado esta rocambolesca historia.

Los agentes la detuvieron el pasado miércoles y poco después al matrimonio, los cuales fueron trasladados a la Comisaría donde se les comunicaron los cargos. Poco después, junto con el atestado policial fueron puestos a disposición judicial, acusados de unsupuesto delito de falsedad documental y de la compra del bebé.

Los funcionarios dieron conocimiento a los Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma, que se encargará de la tutela del bebé hasta que la Justicia decida que sucederá con el recién nacido, que permanece en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), ajeno a todo el revuelo mediático que su caso ha levantado. Entre tanto, su madre biológica permanece en la Isla a la espera de que su situación se regularice. Los tres investigados quedaron en libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook