13 de junio de 2018
13.06.2018

Una joven deja un feto sin vida en el baño de la estación de guaguas de Arrecife

En una bolsa y con mucha sangre, fue la dantesca escena que se encontró en la mañana de ayer el trabajador del servicio de limpieza

13.06.2018 | 01:15
Una joven deja un feto sin vida en el baño de la estación de guaguas de Arrecife

En una bolsa y con mucha sangre. Este fue la dantesca escena que se encontró en la mañana de ayer el trabajador del servicio de limpieza de la estación de guaguas de Arrecife cuando descubrió un feto sin vida en la papelera del baño de señoras. "Le extrañó que pesara y al estar llena de sangre la abrió un poco y se llevó el susto de su vida", señala la representante de Arrecife Bus, Esther Cabrera, al relatar el momento en el que el trabajador de la empresa concesionaria del servicio público regular de viajeros en Lanzarote encontró el cuerpo sin vida del pequeño.

Tras percatarse de que en la bolsa podía haber un feto, el vigilante de seguridad de la estación alertó a la Policía Nacional de Arrecife, que desde ese momento se hizo cargo de las investigaciones para determinar cómo pudo haber llegado este feto hasta el baño de la estación. Tras la llegada del forense y el titular del Juzgado de Guardia se procedió al traslado de los restos hasta el Instituto Forense de la capital lanzaroteña para la práctica de la autopsia.

Los análisis forenses serán claves para determinar los meses de gestación del feto y cómo se produjo su fallecimiento. De hecho, la Policía trata de averiguar si el parto se produjo en el interior del baño o el cuerpo fue trasladado desde otro lugar de la isla en la bolsa en la que apareció.

Aunque la estación de guaguas abre a las seis de la mañana, los primeros indicios apuntan a que el hipotético parto en el baño o el traslado del cuerpo se habría producido entre las 07:30 cuando el trabajador hizo la primera limpieza del baño y las 08:45 horas, momento en el que se produjo el hallazgo justo cuando se disponía a vaciar la papelera del servicio de señoras. Un baño, situado frente al de caballeros, y que además ayer contaba con un solo urinario dado que el otro se encuentra averiado.

Una de las claves de la investigación podría encontrarse en la cámara de vigilancia situada justo encima de las puertas de los aseos de la estación de guaguas y con la que podría haberse grabado el momento en que la autora de los hechos entraba a los servicios. Una cámara que además apunta estratégicamente hacia el hall principal esta estación. El servicio de vigilancia está contratado por el Cabildo de Lanzarote, responsable de la seguridad de las instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine