25 de mayo de 2018
25.05.2018

Un alemán y su pareja, detenidos en Canarias por un homicidio en su país

Un amplio dispositivo de la Policía Nacional llevó al arresto de Uwe Jergus y su esposa

26.05.2018 | 12:46
Detenido un ciudadano alemán en el sur de Gran Canaria.

Un amplio dispositivo compuesto por miembros de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) y del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de la Jefatura Superior de Policía de Canarias y agentes de la Comisaría de Maspalomas de la Policía Nacional permitió en la tarde de ayer detener a Uwe Jergus, un peligroso delincuente alemán de 52 años que es acusado del homicidio de una persona y no de dos policías teutones, como se informó en un primer momento. En la operación también se arrestó a su esposa, que asimismo contaba con una orden de busca y captura. Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del Centro Comercial Gran Chaparral de Playa del Inglés tras una persecución por el sur de Gran Canaria.

Uwe y su pareja era buscado desde diciembre de 2016. En su historial delictivo estaba el homicidio de una persona a la que robaron y desde entonces Alemania decretó una orden internacional de busca y captura . Durante los últimos meses, los cuerpos de seguridad estatal le seguían la pista. Tenían conocimiento de que desde el crimen había permanecido en varios puntos de la geografía nacional. Así, se tenía constancia de que había pernoctado en un establecimiento de Cádiz a finales del año 2016. Asimismo, se hospedó el año pasado en un hotel de Playa del Inglés y en otro de Marbella.

Los agentes encargados de la investigación tenían conocimiento de que Uwe Jergus, natural del nortel del país germano, había entrado a la Isla junto a su compañera sentimental en barco y se refugiaba en el sur desde hacía meses. Así, a primera hora de la tarde desplegaron el dispositivo para proceder a sus detenciones. Tuvo lugar primero en el camping de la playa de Pasito Blanco, donde consiguieron huir en un Opel Insignia azul y con matrícula alemana. Entonces se inició una persecución al darse a la fuga, por lo que se extremaron las precauciones ya que se trataba de una persona "extremadamente peligrosa" y que estaba armado con una pistola.

Sin embargo, los investigadores le seguían la pista y pronto pudieron dar con él y con su esposa. No habían pasado ni dos horas cuando, en torno a las cinco de la tarde, lo localizaron en las inmediaciones del Centro Comercial Gran Chaparral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook