15 de mayo de 2018
15.05.2018

La burundanga y otros anestesiantes

Los abusadores sexuales usan hasta 30 sustancias para vencer la voluntad de sus víctimas y poder perpetrar la agresión

14.05.2018 | 23:26
La burundanga y otros anestesiantes

La tinerfeña de 19 años que denunció el pasado 9 de abril haber sufrido una agresión sexual por parte de tres hombres cree que le suministraron algún tipo de sustancia para vencer su voluntad en la discoteca a la que había acudido con unos amigos en Puerto de la Cruz. Se podría tratar de la burundanga, un preparado narcótico que se realiza a base de un principio químico llamado escopolamina. Pero no es la única sustancia que se usa en casos de abuso o agresión sexual.

Son 30 sustancias, entre ellas alcohol etílico, benzodiacepinas (flunitrazepam y alprazolam), hipnóticos (zolpidem, zopiclona), cannabinoides, analgésicos-anestésicos (ketamina, fentanilo, escopolamina o burundanga), barbitúricos, ácido Gamma Hidroxi Butírico, disolventes orgánicos y drogas de abuso (opiáceos, cocaína y alucinógenos). Los síntomas son amnesia, resaca desproporcionada, desinhibición, parálisis sin pérdida de conocimiento, agitación o alucinaciones, pérdida de conocimiento, alteración del juicio, disartria y alteraciones en el habla, mareo o vértigo, alteraciones visuales, alteraciones de la motricidad o del equilibrio, somnolencia, nauseas o vómitos y confusión. Los análisis médicos tratarán de determinar si fue así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook