08 de mayo de 2018
08.05.2018

La Udyco interviene 500 kilos de hachís en un velero en el puerto de Garachico

El yate alijó la droga de un barco nodriza durante la madrugada. Los dos detenidos en la operación policial son naturales de Icod de los Vinos y regentan una empresa

07.05.2018 | 22:31
La Udyco interviene 500 kilos de hachís en un velero en el puerto de Garachico

La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera llevó a cabo en la mañana de ayer una operación antidrogas en la que se intervinieron dos embarcaciones, un velero y una embarcación tipo zódiac y al menos 500 kilos de hachís, tal y como confirmaron fuentes policiales a la opinión de tenerife.

El servicio tuvo lugar en el muelle de Garachico hacia donde se dirigió la embarcación que atracó a media mañana e inmediatamente se desalojó el muelle y se cerró perimetralmente. Los agentes detuvieron al menos a dos personas, de mediana edad, vecinos de Icod de los Vinos y que están al frente de una empresa. La investigación se halla en curso y el titular del Juzgado de Guardia que lleva el caso ha decretado el secreto de las actuaciones. Los detenidos fueron conducidos en primera instancia hasta la Comisaría de Puerto de la Cruz.

Los agentes llevaban con la investigación abierta varios meses y ayer decidieron explotarla.

La costa del norte de Tenerife ha sido escenario de diversos alijamientos fundamentalmente en los municipios de San Juan de la Rambla, Los Silos y Buenavista del Norte. La falta de un radar del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), lo que ha facilitado que los narcos hayan escogido este lugar de la isla para sus operaciones ilegales.

Desde el mes de mayo de 2010 hasta 2012 arribaron a las costas de Tenerife un total de catorce narcopateras. El 12 de mayo de 2010 era localizada en la playa de Las Mujeres, también en Buenavista del Norte, una embarcación de seis metros de eslora que estaba abandonada. En su interior, los guardias civiles hallaron un teléfono móvil, bujías, linternas, pilas y un GPS. Dos días después aparecía otra zódiac en la playa del Risco de las Viejas, en Los Silos. En esta ocasión los agentes localizaron un motor de 40 caballos, seis bidones de combustible, y restos de comida, trajes de agua, botas, linternas y bujías.

Una semana después arribaba una lancha de madera de color verde a la zona próxima al faro de Punta de Teno, en Buenavista, concretamente a la playa de La Ballenita. La lancha llevaba dos motores y dos bidones con restos de comida. La misma tenía inscripciones en árabe. Entre las rocas, los guardias civiles localizaron un total de 36 kilos de hachís que se encontraban divididos en 300 láminas. Solo dos días después, los narcos elegían una playa de El Socorro, en Güímar.

En el mes de junio, una narcopatera logró colarse hasta la playa de Valleseco, en la capital tinerfeña. Tres meses después, otra embarcación de madera llegaba al arenal del Parque Marítimo de Santa Cruz. En su interior se encontraron unas latas de refresco, un pequeño bidón vacío, guantes y una chola.

Con posterioridad, ya en octubre, era descubierta en la playa de Santo Domingo, en La Guancha, una narcopatera con un motor de 60 caballos preparado para ser transportado a un lugar seguro.

En el mes de diciembre aparecía en la playa de El Bajío, en el municipio de Los Silos otra motora.

Habría que esperar a enero para que la Guardia Civil interceptase una lancha neumática con mil kilos de hachís y detener a cinco personas, en la ensenada de Piedra de las Viejas, en Los Silos. Tres meses después era localizada en la playa de Tachero, en Taganana, otra narcopatera. Ya en el mes de julio aparecía otra en la playa de Rojas, en El Sauzal, una zódiac cuando aún contenía en su interior 200 kilos de hachís. En septiembre se localizaba varada otra en la playa de Fonsalía, en Guía de Isora, probablemente del mismo grupo que trató de colar una semana después una a través de Erques, entre Adeje y Guía de Isora. La última llegó en septiembre al puerto viejo de Garachico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook