05 de abril de 2018
05.04.2018

La familia busca en Tenerife a Hermes González López

Su hermana, Bleer González, ha llegado desde México para hallarlo y está contando con el apoyo de la asociación SOS Desaparecidos

05.04.2018 | 11:35
Bleer González, junto a su hermano desaparecido.

"La desaparición de una persona es una tragedia no solo para quien desaparece, sino también para sus familiares y amigos, que quedan en una situación de incertidumbre", explican desde SOS Desaparecidos. Esta asociación colabora con Bleer González en la búsqueda de su hermano, Hermes Hosarsiph González López, del que no se conoce su paradero desde la noche del pasado viernes 23 de marzo.

De origen mexicano, Hermes González tiene 36 años, mide aproximadamente 1,60 metros de estatura y pesa unos 60 kilos. Estudia en la Escuela de Actores de Canarias y lleva cinco meses viviendo en las Islas junto a su pareja. La última vez que le vieron portaba un pantalón vaquero y una camisa negra.

"Es muy amigable y alegre. Le gusta hablar con la gente", así lo recuerda su hermana, que ha cruzado el charco en su búsqueda y no pierde la esperanza pese a que hayan pasado 13 días y la salud de su pariente corra peligro: "Necesita medicarse. Sufre un trastorno y sin ella podría sentirse desorientado y deshinibido". Y es que no es la primera ocasión que viven esta situación en la familia. El chico ya se había ausentado de su hogar en otras dos ocasiones cuando vivía en México. Ambas se debieron a la falta de medicación. Su otro hermano llegó el martes a la Isla con el mismo objetivo, mientras que sus padres permanecen en el país azteca esperando una llamada que cierre este calvario.

Últimas noticias

Según la gente más allegada al desaparecido, la última vez que supieron algo de él fue durante la noche del viernes/madrugada del sábado. El chico habría asistido a sus respectivas clases en la Escuela de Actores, terminando a las 20:00 horas, para luego ir con unos amigos a la playa de Las Teresitas. A las 05:00 horas estos le dejaron en Santa Cruz, según declaró su hermana, con la certeza de que cogería el tranvía para llegar a su casa en la localidad de Taco. Sus propios amigos se enteraron de la desaparición cuando encontraron el cartel en las redes sociales. "Ellos contactaron conmigo tres días después de la desaparición para avisarme de que estuvieron con él esa noche", recuerda Bleer González.

Lugares donde buscarlo

Según su hermana, a Hermes González le encantaba el arte y era asiduo a los lugares culturales de la capital isleña y de La Laguna. "Yo viví un año en Santa Cruz, cerca del Auditorio Adán Martín. Él vino después y se instaló conmigo en esa zona durante un corto periodo. Estoy segura de que le encanta esa parte de la ciudad", detalla Bleer González, ya que entiende que el hecho de que se pueda encontrar desorientado puede hacer que trate de llegar a algún lugar que le resulte familiar.

También añadió que a su hermano le gusta caminar y hacer senderismo. Por lo que no le parece descabellado que , después de pasar la noche en Las Teresitas, haya querido adentrarse en las arterias del Parque Rural de Anaga, territorio coronado por la cordillera con profundos barrancos. Según su pariente, "el afán aventurero de Hermes y el que se pudiera encontrar deshinibido en ese momento podría haberle incitado a sumergirse en la espesura del monte". Hasta el momento, la búsqueda se ha centrado en las zonas metropolitanas, además de localidades concretas del sur. Santiago Carlos Martín, coordinador en Canarias de SOS Desaparecidos, cree muy probable que el chico haya decidido adentrarse en Anaga, pero no descarta otras opciones como que se encuentre en casa de algún conocido o que haya decidido incluso salir a otra isla. "Estamos buscando una aguja en un pajar", lamenta Martín.

Sin embargo, esta última opción le resultaría más complicada debido a que no porta documentación alguna, ya que se la encontró su hermana en su vivienda de Taco.

Bleer González afirma que la Policía está al tanto de la desaparición y se encuentran en fase de búsqueda, pero no tiene constancia de las labores que están realizando: "Me dijeron en el consulado que la Policía preguntó por él. Pero cuando fui a comisaría no me informaron de dónde ni cómo lo estaban buscando". Martín entiende que en este caso "no hay ningún punto de partida en el que apoyarse" y desde la organización tratan de ayudar a la familia difundiendo la desaparición. "Hay que mantener la búsqueda activa en las redes sociales y los medios de comunicación, ya que la ayuda principal es de la sociedad", subraya el coordinador de la asociación. "Nos enfrentamos a un caso complicado, ya que el chico apenas lleva cinco meses viviendo en la Isla. Se conocerá los puntos que recorre habitualmente, pero poco más. Su círculo de allegados en Tenerife es reducido y en la Escuela poco sabrán de él", sentencia Santiago Martín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook