14 de marzo de 2018
14.03.2018

Ana Julia ejerció la prostitución y se quedó dinero de una anterior pareja

13.03.2018 | 23:46

La detención de Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, ha destapado oscuros episodios de la vida pasada de esta mujer de 43 años, española de origen dominicano. Prostitución, una hija de cuatro años muerta al caer por un balcón, acusaciones de los familiares de una de sus anteriores parejas, juicios con su anterior marido... Quienes la conocen destacan su frialdad y su ausencia de sentimientos y de empatía.

La historia española conocida de la presunta asesina comienza en un club de alterne donde trabajo como prostituta. Allí conoció a un camionero burgalés con el que se casó un mes más tarde. Tuvo una hija con él y trajo de la República Dominicana a otra que había tenido anteriormente, siendo apenas una adolescente. Fue esta última la que apareció una mañana muerta en un patio de luces: había caído desde la ventana de su habitación, en el séptimo piso. Tenía cuatro años. La última persona que vio viva a la niña fue Ana Julia Quezada, según el testimonio de su marido, que había adoptado a la pequeña. La investigación señaló que la causa de la muerte fue accidental. La madre ni siquiera fue interrogada, según figura en el informe, debido a su estado nervioso.

El matrimonio se trasladó tiempo después a Almería, donde abrió un bar. La relación se deterioró y se separaron. La mujer tuvo otras parejas. La hija de una de ellas, un viudo adinerado bastante mayor que ella, afirmó en la noche del lunes en el programa "Expediente Marlasca" de "La Sexta", que Ana Julia Quezada vació las cuentas de su padre antes de que muriera, en 2012, y con su dinero se compró un piso en la República Dominicana y se sometió a un aumento de pecho. Añadió que la presunta asesina intentó casarse con el hombre dos días antes de su fallecimiento y que, en vez de llevarle al hospital cuando sufrió una trombosis, siguió "jugando al 'Buscaminas'" y le compró "alcohol y tabaco".

Afirmó que aún hay varias denuncias contra ella pendientes de resolución y definió a Ana Julia Quezada como una mujer "muy fría y muy mala", "sin sentimientos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine