17 de febrero de 2018
17.02.2018

Detenido en La Orotava por pegar una paliza a su mujer a la que roció con lejía

Los hechos sucedieron en un domicilio de La Perdoma y el agresor, de 31 años, huyó hasta La Florida

17.02.2018 | 10:27
Calle Obispo Pérez Cáceres, en La Perdoma, lugar donde sucedieron los hechos.

Agentes de la Guardia Civil del puesto de La Orotava investigan la paliza y posible violación que en la madrugada de ayer sufrió una joven de 27 años, supuestamente a manos de su pareja. La agresión se llevó a cabo en horas de madrugada en el interior del domicilio sito en la calle Obispo Pérez Cáceres, en el barrio villero de La Perdoma. La víctima recibió una brutal paliza a manos de su compañero, que supuestamente la roció con lejía y le provocó diversos cortes con cristales lo que le provocaron distintas lesiones. La mujer pudo escapar de las garras del presunto agresor y llamar al teléfono de emergencias del Centro Coordinador de Emergencias (Cecoes) 112 del Gobierno de Canarias, que rápidamente activó a la Policía Local de La Orotava y a la Guardia Civil del municipio.

Cuando las primeras dotaciones policiales llegaron a la vivienda comprobaron que el presunto agresor, de 31 años, identificado como J. H. G., había huido del lugar.

Mientras, se activaba el protocolo habitual para estos casos y una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC), evacuaba a la víctima hasta el Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde quedó ingresada, sin que su vida corriese peligro, aunque si presentaba importantes traumatismos y contusiones. Indagaciones posteriores y el importante testimonio de la mujer permitieron averiguar que el supuesto agresor había huido hasta una vivienda ubicada en la calle La Hoya, en el barrio de La Florida, donde fue detenido en un servicio conjunto de la Guardia Civil y la Policía Local de La Villa.

La Benemérita se hizo cargo de la práctica de las diligencias y en las próximas horas será puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de La Orotava que se encuentra en funciones de guardia, acusado de un supuesto delito de violencia de género y otro de lesiones. Las fuentes policiales consultadas no apuntaron si entre víctima y agresor existían denuncias previas de malos tratos.

En este caso se activó el Dispositivo de Emergencias para Mujeres Agredidas (DEMA). Se trata de un servicio de atención inmediata para mujeres víctimas de violencia, disponible en todas las islas, durante las 24 horas del día, todos los días de año. Está conectado con el Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia del Instituto Canario de Igualdad en el Cecoes 112.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine