01 de febrero de 2018
01.02.2018
En Valencia

Viola a su empleada por negarse a mantener una relación con él

El sospechoso, de 59 años, propinó una brutal paliza a la chica, de 25, que logró huir a tiempo

02.02.2018 | 10:54

Una joven de 25 años sufrió ayer lesiones de diversa consideración en Valencia tras recibir una brutal paliza y ser presuntamente violada por parte de su jefe, de 59 años, después de que la chica se negara a mantener una relación sentimental con él.

La víctima logró huir a tiempo del piso donde fue agredida y el supuesto violador fue arrestado 40 minutos después, tras abrirle la puerta a la policía después de más de media hora de amenazas de suicidio y de arrojar ropa y otros enseres de la chica a la calle.

Los hechos sucedieron a primera hora de la mañana en casa del ahora detenido, en la avenida de Pío XII. La alerta la dio un amigo de la chica, al que ella logró llamar en un descuido de su agresor pidiéndole ayuda porque el hombre la estaba agrediendo brutalmente.

El joven llamó a emergencias, lo que activó de inmediato el protocolo policial. Numerosos coches patrulla de la Policía Nacional y de la Local acudieron al lugar, así como una ambulancia enviada por el Centro de Información y Coordinación de Emergencias (CICU).

Justo cuando los policías aún trataban de dar con el domicilio -el amigo de la joven desconocía el número de la puerta y la joven ya no cogía el teléfono, lo que desató todas las alarmas-, la víctima logró vestirse y salir a la calle, donde se topó con el dispositivo policial.

La mujer fue arropada y atendida por el personal sanitario, que la llevó en la ambulancia al Hospital La Fe. La exploración del forense corroboró por completo la agresión sexual, así como la multitud de contusiones, arañazos, y heridas por todo el cuerpo. Una vez recibida la primera atención sanitaria en el hospital y tomadas las muestras necesarias para incriminar al presunto agresor, la joven recibió el alta médica y fue llevada a la Jefatura Superior de Policía de València, donde compareció ante especialistas en agresiones sexuales de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM).

Mientras, el supuesto violador se había atrincherado en el domicilio y amenazaba con suicidarse, lo que obligó a intervenir a un policía experto en negociación en situaciones críticas. Justo cuando los especialistas en asaltos a domicilios del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de València abatían la puerta ante la falta de respuestas del atrincherado, este abrió y les franqueó el paso. El supuesto agresor, que tiene antecedentes por estafa, fue detenido de inmediato y trasladado a los calabozos del complejo policial de Zapadores, donde permanecerá hasta su puesta a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook