31 de enero de 2018
31.01.2018
Denuncia

Investigan en Ibiza a un guardia civil denunciado por exhibicionismo

Una niña advirtió a su madre que el hombre se masturbaba delante de menores en una piscina

31.01.2018 | 11:53

La Guardia Civil investiga a un agente del cuerpo después de que la madre de una niña lo denunciara por masturbarse delante de menores en la piscina municipal de Sant Josep, según confirmó ayer la Comandancia del instituto armado en Palma. Un portavoz de la Benemérita admitió que el denunciado es guardia civil de profesión, aunque no pudo aclarar si el agente se encuentra suspendido de empleo y sueldo antes de una resolución que dictamine la justicia.

Desde el Ayuntamiento de Sant Josep, la teniente de alcalde y concejala de Gobernación, Paquita Ribas, confirmó ayer que los responsables y monitores de la piscina municipal habían recibido la orden de prohibir la entrada de este hombre, de unos 40 años de edad, al recinto deportivo. Además, los trabajadores también recibieron indicaciones para que dieran dar aviso inmediato en caso de observarlo en las proximidades.

Orden de aviso

A pesar de que esta orden se recibió tres semanas atrás, Ribas precisó que el agente investigado no había vuelto a la piscina municipal desde el momento en que se denunció su presunto comportamiento lascivo delante de menores.

Los hechos se remontan a finales del mes de noviembre pasado, cuando los responsables de la piscina fueron alertados por una madre. Según el relato de la denunciante, su hija ya le había advertido en una ocasión de que había sorprendido a un hombre mientras se estaba estimulando sus genitales.

A pesar de esta primera advertencia, no fue hasta días después que la madre decidió poner en conocimiento de los monitores estos hechos, ya que la niña le contó que había vuelto a observar en la piscina al mismo hombre con la misma actitud obscena que había detectado ya en la anterior ocasión.

En un primer momento, se hizo cargo del asunto la Policía Local de Sant Josep, que cuenta con un departamento de menores a través de la puesta en funcionamiento del servicio de policía tutor. «Cuando hay menores de por medio, en seguida se da aviso a este departamento, que es el que se encarga del primer contacto y de hablar inicialmente con las familias», explicó Ribas.

Tras la intervención de estos agentes municipales de Sant Josep, la madre de la niña presentó «denuncia formal y ya pasó a investigarse por parte de la policía judicial de la Guardia Civil», indicó Ribas. Al parecer, la semana que viene se celebra la vista oral de este caso, un extremo que ayer no confirmó la Comandancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine