09 de mayo de 2017
09.05.2017

Unos laguneros salvan a un perro que se tiró de un balcón

La familia del piso desde donde se arrojó el can lo había recogido en el Teide - La Policía Ecológica lagunera ha localizado a la persona que lo abandonó, que es de La Victoria, y le ha abierto un expediente de denuncia

09.05.2017 | 23:02
Vecinos de La Laguna salvan a un perro que cayó desde un segundo piso

Un grupo de jóvenes de La Laguna ha salvado la vida la tarde de este martes a un perro podenco que se arrojó de un segundo piso en la calle Heraclio Sánchez, en pleno corazón del municipio universitario. Los hechos ocurrieron pasadas las 16:30 horas.

El perro estaba ladrando e intentando buscar un hueco en una ventana, hecho del que se percataron varios transeúntes, que cogieron una manta por si al final se tiraba y avisaron a la Policía Local lagunera, que a su vez dio parte a la división ecológica del cuerpo.

Cuando los agentes de la Ecológica ya se encontraban en el lugar y buscaban la manera de acceder al piso, el perro de repente se arrojó. Los vecinos que se encontraban en la calle ya preparados lograron evitar que el can golpeara contra el suelo, atrapándolo con la manta, como se observa en el vídeo que acompaña esta noticia.

Pero la historia no queda aquí. La Policía Ecológica lagunera logró averiguar que el podenco había sido recogido el domingo en el Parque Nacional del Teide por una mujer, que reside precisamente en el piso de Heraclio Sánchez del que el animal se arrojó.

Al verlo en un severo estado de desnutrición, prácticamente en los huesos, esta mujer se lo llevó a su casa para intentar recuperarlo y cuidarlo. Pero el perro llevaría tiempo perdido en las Cañadas del Teide porque parecía asalvajado, quería escapar y se mostraba huidizo.

Tras varias gestiones, los policías locales de La Laguna averiguaron, con la colaboración de la Policía Local de La Victoria de Acentejo, que el perro había pertenecido a un vecino del municipio norteño de Tenerife.

Los agentes ecológicos han localizado a la persona que figura como responsable del podenco, una raza utilizada principalmente para la caza, y le han abierto un expediente. Los agentes laguneros, en colaboración con los de La Victoria, tratan de averiguar qué hizo el dueño con el podenco y por qué apareció en esas condiciones en el Teide, para determinar las responsabilidades.

Según los primeros informes, el can presentaba "un grave estado de desnutrición", como se puede apreciar en las imágenes. El podenco fue primero trasladado a las dependencias policiales de la municipal de La Laguna y luego al albergue de Valle Colino, donde están tratando de recuperarlo. No sufrió ninguna herida por la caída gracias a la acción de los vecinos que lo rescataron.

Los veterinarios de Valle Colino emitirán un informe para determinar las causas de la extrema delgadez del animal. Con este informe y las aclaraciones del responsable del podenco, la Policía Ecológica determinará si se pueden pedir responsabilidades administrativas y penales, que serían remitidas al juzgado correspondiente.

La Policía Ecológica de La Laguna ha agradecido la máxima colaboración vecinal y el hecho de que un grupo de transeúntes haya logrado salvarle la vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook