26 de enero de 2017
26.01.2017
ÚLTIMA HORA
Fallece una mujer atropellada en San Juan de la Rambla

Detenido tras discutir con un varón y arrancarle parte de una oreja en la capital

En la trifulca llovieron los vasos y taburetes hasta que se pasó a la agresión física

26.01.2017 | 03:53

Un hombre de 32 años fue detenido el pasado lunes por agentes de la Unidad de Intervención Policial (Unipol) de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife, tras sostener una pelea con otro hombre de 37, al que arrancó de un mordisco parte del lóbulo de una de sus orejas, tal y como confirmaron testigos de la agresión a la opinión de tenerife.

Los hechos sucedieron en horas de mediodía, cuando en la central de la Policía Local se recibieron varias llamadas donde alertaban de una discusión en el interior del bar Cantábrico, sito en los exteriores del Mercado Nuestra Señora de África y donde los contendientes comenzaron a increparse mutuamente. Con posterioridad pasaron a arrojarse vasos y taburetes entre ellos, para finalmente llegar a la agresión física y donde uno de los protagonistas sufrió una mordida en una de sus orejas. El agresor se quedó con parte del pabellón auditivo en su boca y posteriormente lo arrojó en el suelo.

Nada más llegar al establecimiento una patrulla de la Unipol consiguieron dominar la situación y acabar con la trifulca que comenzó por motivos que se desconocen, aunque las fuentes consultadas agregaron que ambos estuvieron de fiesta toda la noche y empataron ya de mañana.

Mientras unos agentes atendían al herido y alertaban al Servicio de Urgencias Canario (SUC), otros se encargaban de detener al presunto autor de la agresión, que fue conducido hasta dependencias policiales donde se le instruyeron las correspondientes diligencias policiales acusado de un presunto delito de lesiones graves. Entre tanto, el herido fue evacuado hasta el Hospital Universitario de Canarias (HUC).

El detenido, junto al atestado policial fue puesto a disposición del instructor de la oficina de denuncias del Cuerpo Nacional de Policía sita en la Comisaría de Tres de Mayo. Sin embargo, la sorpresa saltaba poco después de que terminasen de declarar tanto el imputado como la víctima. Este último se negó a interponer una denuncia contra su agresor, por lo que quedó en libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine