21 de octubre de 2016
21.10.2016

El autor de la muerte de la familia brasileña se entregó por miedo a morir asesinado

Al matar a los niños Patrick Nogueira ha sido acusado en su país de 'vergüenza para Brasil' Fue localizado en un chalé en Liria, Valencia, cuando iban a proceder a un desahucio

21.10.2016 | 03:16

"Si estuviese en la cárcel allí (en Brasil), estaría muerto". Esta frase de un brasileño a las puertas de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara a la llegada del asesino de Pioz resume quizá las razones por las que el autor del cuádruple crimen se ha entregado.

Como insinuó ayer el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el presunto asesino de una familia brasileña -el matrimonio (tíos del detenido) y sus dos hijos de 4 y 1 años- en la localidad de Pioz (Guadalajara) ha podido entregarse voluntariamente para cumplir condena en España. "A lo mejor, el tema está más vinculado con el ámbito penitenciario que con el penal", apostilló. Y es que la situación en las prisiones brasileñas nada tiene que ver con la de las españolas. Solo hace cuatro días, al menos 25 presos murieron en una pelea entre bandas rivales en una cárcel de la Amazonía brasileña, de los que siete fueron decapitados y seis murieron carbonizados.

"Hay leyes dentro de las cárceles" del país latinoamericano y, si has matado niños, se tiene en cuenta", insistía el mismo brasileño en la puerta de la Comandancia de Guadalajara, donde Patrick Nogueira Gouveia, de 20 años, ha sido increpado y tachado de "asesino" y de "vergüenza para Brasil". En su entrega voluntaria han tenido mucho que ver los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de la Policía Judicial de este cuerpo en Guadalajara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine