31 de agosto de 2013
31.08.2013

Amordazan y atan a un empleado de una cafetería en Tacoronte para robar

La Guardia Civil detuvo en La Orotava a dos hombres que secuestraron a otro al que pegaron y amenazaron con un soplete

31.08.2013 | 02:20

La Guardia Civil investiga el robo que sufrió la cafetería El Guanche, de Tacoronte, el pasado miércoles y donde los autores dejaron amordazado y maniatado al empleado que acababa de abrir el establecimiento.

Los hechos tuvieron lugar poco después de la llegada del camarero encargado del turno de mañana que se vio abordado, al parecer, por dos hombres. Los ladrones lo empujaron hacia el interior del negocio, que está en las proximidades del centro de salud del municipio.

Una vez dentro amenazaron a la víctima a la que maniataron y amordazaron con cinta y arrojaron al suelo. Una vez reducido, los delincuentes se apoderaron del dinero de la caja registradora y la recaudación de las tragaperras.

Todo esto ocurría sobre las 07:00 horas de la mañana. El empleado permaneció tumbado en el suelo hasta casi las 08:00, cuando fue descubierto por un barrendero y por la compañera que entraba más tarde. Una pareja de la Guardia Civil que estaba en las cercanías llegó pocos minutos después de que estas dos personas liberasen a la víctima.

Las fuentes consultadas no apuntaron la cuantía de lo sustraído, aunque sí es cierto que este establecimiento ha sido objeto de diversos robos, entre cinco y siete, en los últimos años.

Por otra parte, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Puerto de la Cruz detuvo a dos hombres de 40 y 29 años por haber secuestrado a otro joven, al que amenazaron y maniataron con bridas plásticas y golpearon y torturaron reiteradamente.

Los detenidos son vecinos de La Orotava y han sido acusados como presuntos autores de los delitos de detención ilegal, amenazas y coacciones. Los hechos tuvieron lugar el 10 de agosto cuando, al parecer de forma premeditada, ambos hombres abordaron a un joven de 27 años y, con fuerza y amenazas, lo condujeron contra su voluntad a una vivienda situada en el centro de La Orotava. Allí fue maniatado a la espalda con bridas plásticas y, según relató la víctima, se le golpeó reiteradamente, se le amenazó de muerte y fue torturado. Además, la víctima fue expuesta a actos de violencia como la colocación de un machete en el cuello y la utilización de un soplete encendido muy próximo a su cara.

Al parecer, la situación vivida por la víctima se debe a deudas contraídas, además de una anterior relación sentimental.
Cuando fue liberada, la víctima seguía siendo vigilada por los detenidos, como demuestran los mensajes de teléfono que recibía en tono amenazante hacía el y su familia, además de sufrir pintadas injuriosas en la fachada de su domicilio.

Los dos detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de La Orotava.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine