21 de mayo de 2012
21.05.2012

Un incendio en un solar alarma a un geriátrico de Acorán

La actuación de los bomberos evitó el desalojo de los ancianos

21.05.2012 | 03:49
Un vecino observa el solar quemado.

Un incendio en un solar abandonada de la urbanización Acorán, en el Distrito Suroeste de Santa Cruz, estuvo a punto de provocar el desalojo de los residentes de un centro de ancianos aledaño. Todo quedó en un susto pero no es la primera vez que los vecinos de esta zona residencial ven arder algún solar cercano a sus viviendas. El motivo, según explicaron ayer algunos de los propietarios de viviendas de esta urbanización: "La basura, los matorrales secos y el rabo de gato, que arde como la yesca y que nadie se hace cargo de eliminar".
Esta vez no ocurrió nada, pero el incendio que se produjo alrededor de las dos de la tarde justo en un solar anexo a una residencia de la tercera edad, situada en la calle Mayantigo, asustó a los ancianos de este centro y a los vecinos de las casas colindantes que vieron cómo "las llamas tomaron una buena altura" y derritieron las mallas de plástico que cubren la verja del geriátrico por uno de sus laterales, en la planta baja donde se encuentra la cocina de la residencia.
La rápida intervención de los bomberos y de los servicios sanitarios evitó que las llamas se propagaran a este inmueble y a los otros dos que bordean el solar que quedó totalmente calcinado. Según fuentes de la Policía Local, no hizo falta desalojar la residencia aunque el humo que se generó fue considerable. Solo uno de los ancianos salió por su propia cuenta de la residencia, en una silla de ruedas motorizada, señaló una de las vecinas frente al solar.
"Nos hemos quejado del estado en el que están los solares de la urbanización en todos lados, pero de qué han servido las quejas, porque no se ha hecho nada de nada. Hasta que un día ocurra una desgracia de verdad", afirmó Fernando Ojeda. Otra de las vecinas, Sonia Fernadas, comentó que "hace unos meses unos chiquillos prendieron fuego a un contenedor que está un poco más arriba y ardió todo el solar que estaba al lado. Es un auténtico peligro y el Ayuntamiento o a quien le corresponda debería hacer algo al respecto para limpiar todos estos solares".
El Pennisetum Setaceum o rabo de gato es una especie vegetal invasora muy difícil de erradicar allí donde se propaga . Su alta capacidad de combustión lo convierte en un peligro en los solares donde crece con rapidez. Se han diseñado diversos planes para su eliminación aunque ninguno parece ser eficaz. A tal punto ha llegado el problema que el año pasado, el pleno del Parlamento de Canarias dio el visto bueno a una Proposición No de Ley para instar a la Comunidad Autónoma a que coordine un plan de actuación para erradicar esta especie invasora.
Los trabajadores de la residencia de ancianos rehusaron hacer comentarios sobre lo sucedido y el estado de salud de los ancianos. Por fortuna, minutos después de que los bomberos sofocaran el fuego en la parcela, algunos residentes del centro ya disfrutaban de su descanso en el patio de la residencia, que está en el extremo opuesto al que se declaró el fuego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine