25 de julio de 2010
25.07.2010

La Guardia Civil halla restos humanos en un barranco de Gran Canaria

El cráneo y dos fémures estaban en el interior de una bolsa de plástico negra

25.07.2010 | 03:10
Zona en la que se descubrieron los huesos humanos, con la cal que cubría la bolsa.

Agentes de la Guardia Civil del cuartel de Vecindario y de la Comandancia de Las Palmas investigan el hallazgo de restos humanos, presumiblemente de un adulto, en un barranco de la localidad de Agüimes y a escasamente 500 metros del barrio de Los LLanos, en la localidad de Vecindario. Hace menos de dos meses, en un parque público de la localidad de Vecindario (Santa Lucía de Tirajana) fue descubierto un cráneo de mujer adulta que no presentaba signos de haber sufrido una muerte violenta.

Los restos humanos (un cráneo y dos fémures) se encontraban en el interior de una bolsa negra (idéntica a las de la basura) que, a su vez estaba cubierta por un montículo de cal, en las inmediaciones de una pared de piedras del barranco de Balos. Después de rastrear un área de aproximadamente ocho metros cuadrados, que previamente había sido acordonada, los investigadores de la Guardia Civil descartaron la presencia de más huesos.

Dada la cercanía del barranco al barrio de Los Llanos, donde tiene su residencia la familia del menor desaparecido Jeremy Vargas, que se encuentra desaparecido, el primer objetivo de los investigadores se centró en descartar tal posibilidad.

Aunque los agentes que investigan el caso mantienen abiertas diferentes líneas de investigación, todo apunta a que los restos humanos pudieran proceder del osario de algún cementerio de la comarca sureste, si bien será necesario practicar diferentes pruebas forenses para descartar tal posibilidad. Otra de las sospechas de los investigadores es que, una vez rescatados de un cementerio, se pudieran haber utilizado en algún tipo de ritual.

El hecho de que la cal que cubría la bolsa negra, que tampoco había iniciado su proceso de descomposición como consecuencia de la incidencia del sol, hace pensar que habían sido depositados en el lugar hace menos de 3 o 4 días, según las primeras hipótesis.

Los restos fueron descubiertos por un vecino de la zona cuando daba un paseo por el barranco de Balos (Agüimes) en torno a las cinco y media de la tarde de ayer. Poco antes de las ocho y media de la noche se retiraban los investigadores de la zona, en la que no hizo acto de presencia la comisión judicial de guardia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine