23 de julio de 2010
23.07.2010
Gran Canaria

La alopecia de la enfermera delata la intoxicación por talio

La mujer perdió el pelo de manera repentina, uno de los signos más frecuentes en esas muertes

20.07.2010 | 15:10

Los médicos forenses que practicaron la autopsia a Laura González Aróstegui encontraron en su cuerpo signos externos de una posible intoxicación mortal por talio. La enfermera, que falleció el pasado día 11 en el Hospital Insular de la capital grancanaria, presentaba alopecia, y la pérdida espontánea de cabello es uno de los síntomas característicos en ese tipo de muertes, según han confirmado fuentes judiciales.

El marido de la fallecida, Iván R. A., también enfermero, está en prisión provisional desde el viernes. La magistrada le ha atribuido un delito de homicidio tras reunir indicios de que el imputado envenenó presuntamente a su cónyuge. La autopsia realizada y las analíticas hechas en el hospital así lo apuntan, aunque se trata de resultados provisionales, que están pendientes de pruebas forenses más exhaustivas para complementar las primeras impresiones de la necropsia.

Entre esas pruebas destaca un completo análisis capilar de la víctima, que asimismo se hará extensivo a Iván R. A. De hecho, durante la comparecencia judicial del viernes, los médicos tomaron muestras de cabello del imputado para someterlas a un examen toxicológico, pues el mortífero metal se concentra en el pelo y ésa es la única manera de detectarlo.

Los primeros análisis del hospital revelaron que la víctima tenía en su organismo talio y medicamentos no prescritos, entre ellos morfina, codeína, insulina y benzodiazepinas. De ahí que las conclusiones provisionales de los forenses indiquen que la enfermera murió por esa combinación de sustancias, en la que el talio parece haber jugado un papel primordial por su capacidad tóxica (hace tiempo se empleaba como matarratas y sólo se usa en hospitales para hacer diagnósticos de tumores).

Varios agentes de la Policía Científica volvieron a inspeccionar ayer la casa del matrimonio en busca de pruebas. Los tres agentes estuvieron unos 20 minutos en la vivienda de Iván R. A., ubicada en una urbanización de La Pardilla, en el municipio grancanario de Telde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine