11 de julio de 2010
11.07.2010

Detenido en Arona un húngaro por la desaparición de su mujer

El juez Nelson Frías ordenó el arresto tras encontrarse rastros de sangre en su coche

10.07.2010 | 04:02

Un ciudadano de origen húngaro, identificado como P.L., permanecía en calidad de detenido desde la 16:30 horas de ayer, en el cuartel de la Guardia Civil de Playa de las Américas, por orden del titular del juzgado número 7 de Arona, Nelson Frías, tras recibir una denuncia por la desaparición de la compañera sentimental, identificada como Emese Kristina Bodis, de 37 años, según confirmaron a la opinión de tenerife fuentes de la Guardia Civil.

Los hechos, sobre el que existe un enorme mutismo dieron comienzo tras recibirse una denuncia sobre la posible desaparición de la compañera del ciudadano húngaro detenido tras tenerse constancia de que no acudió a su puesto de trabajo desde el pasado día 8. Ante ello se movilizó a la Benemérita que interceptó al sospechoso del que no se facilitó su filiación y edad, aunque las fuentes consultadas señalaron que podría rondar los 40 años.

Los agentes localizaron el turismo propiedad de este hombre donde hallaron abundantes manchas de sangre, por lo que decidieron su inmediato traslado hasta el acuartelamiento de la Guardia Civil en Las Américas, donde comenzó el interrogatorio al tenerse la certeza de que su compañera no desapareció de forma voluntaria. El titular del juzgado de guardia ordenó la toma de muestras del ADN del detenido, así como la recogida de muestras biológicas de los asientos del turismo, todo ello en presencia de su abogado, tal y como recoge la legislación vigente.

El único detenido todavía no había revelado el paradero de su compañera. Lo que si manifestaron las fuentes consultadas es que la pareja a pesar de su procedencia magiar llevaba bastantes años residiendo en el Sur de Tenerife. La víctima es rubia, tiene los ojos azules, mide un metro sesenta de estatura y pesa unos 65 kilos.

De confirmarse la muerte de esta mujer estaríamos ante el quinto caso de violencia de género en la Isla de Tenerife a lo largo del presente año.

La primera en ser asesinada fue la ciudadana rusa Ala T., de 37 años, el 16 de marzo en El Médano a manos de su ex compañero, Fernando Oreste T., de 74.

Posteriormente sería la boliviana Alicia Lligin Pinduisaca, de 35 años, en San Isidro, a manos de su marido, Pablo César Quisco, de 33. El 16 de marzo perecía en La Guancha, Onelia P.G., de 78 años, a manos de su ex-yerno. La última víctima se producía el pasado 28 de junio en Taco, cuando el ex compañero de Delfina Brito Brito, de 48 años, la mataba a puñaladas en el interior de su vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine