04 de junio de 2008
04.06.2008
Castilla-La Mancha

Detienen a 19 personas de una banda de rumanos que robaba en Guadalajara y Toledo

04.06.2008 | 18:11
La Guardia Civil ha detenido a diecinueve personas de nacionalidad rumana que formaban parte de una banda organizada dedicada a robar en establecimientos comerciales, bares y restaurantes en las provincias de Guadalajara, Toledo, Madrid y Teruel. El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz Cano, ha informado en rueda de prensa de la denominada operación ´Vaivén´, en la que han sido intervenidos dieciocho vehículos de alta gama, dinero y gran cantidad de efectos procedentes de robos como joyas, televisiones de plasma, equipos de imagen y sonido, joyas, electrodomésticos y material informático.

La Guardia Civil ha detenido a diecinueve personas de nacionalidad rumana que formaban parte de una banda organizada dedicada a robar en establecimientos comerciales, bares y restaurantes en las provincias de Guadalajara, Toledo, Madrid y Teruel.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz Cano, ha informado en rueda de prensa de la denominada operación 'Vaivén', en la que han sido intervenidos dieciocho vehículos de alta gama, dinero y gran cantidad de efectos procedentes de robos como joyas, televisiones de plasma, equipos de imagen y sonido, joyas, electrodomésticos y material informático.

La operación se inició el pasado mes de enero a raíz de un robo con fuerza en el interior de un establecimiento de la localidad de Sigüenza (Guadalajara) y de los diecinueve detenidos, diecisiete hombres y dos mujeres, todos, a excepción de éstas últimas, están en prisión.

De las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil de Guadalajara, en colaboración con la Unidad Central Operativa, se ha podido constatar, dijo Díaz-Cano, que la actividad delictiva se centraba en el robo de dinero de cajas registradoras, máquinas recreativas y de tabaco en establecimientos comerciales.

Los integrantes del grupo, de entre 18 y 36 años, se desplazaban en vehículos robados hasta las localidades elegidas y tras realizar un estudio previo de los establecimientos cometían el robo.

Para materializar los robos, los detenidos se valían de mazas y palanquetas, cortafríos y destornilladores con los que forzaban las persianas metálicas, puertas y ventanas.

Durante la ejecución del delito se comunicaban con el exterior por teléfono móvil con el fin de controlar la posible llegada de los propietarios de los establecimientos y de las fuerzas de seguridad.

En esta operación, coordinada por el juzgado de instrucción de Sigüenza, se han realizado nueve registros domiciliarios en distintas localidades de Guadalajara y Madrid.

De los robos perpetrados, veinticinco fueron cometidos en localidades madrileñas como Alcalá de Henares, Algete y Las Rozas, otros trece en las guadalajareñas de Azuqueca, Sigüenza, Maranzón o Pioz, catorce más en la provincia de Toledo, en Méntrida, Nambroca, Talavera de la Reina y Oropesa y dieciséis en Teruel, Calamocha y Monreal del Campo, en la provincia de Teruel.

El delegado del Gobierno destacó la gran movilidad con la que trabajaba la banda y la "brillante" labor desarrollada por los agentes implicados en el operativo, de quienes destacó su profesionalidad y preparación.

En la rueda de prensa estuvieron también presentes el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Juan Pablo Herranz, y responsables de la comandancia de la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine