14 de marzo de 2019
14.03.2019

El producto que Ikea retira de sus tiendas y que pide a los clientes devolver "para su total reembolso"

La empresa ha emitido un mensaje para avisar a los usuarios

14.03.2019 | 17:22
Imagen de archivo.

Si hay una empresa que se haya convertido por méritos propios en sinónimo de orden en casa, esa es Ikea. La multinacional sueca especializada en venta de muebles de diseño propio ha entrado en prácticamente todos los hogares de familias de diferentes edades, gracias a un estilo atractivo para el comprador y el famoso sistema "móntalo tu mismo", con el que se puede armar productos sencillos hasta armarios o estructuras más grandes.

La empresa también es consciente de los errores que puede cometer en un determinado momento, por lo que es muy activa tanto en redes sociales como en los portales informativos que hay en su página web oficial. Ejemplo de ello es la sección "retirada de productos", donde la compañía informa directamente al cliente de aquellos muebles u otros artículos que se han mostrado defectuosos o presentan alguno fallo por el que deben ser devueltos a la tienda.

El último caso ha sido el del pastel SÖTSAK SKUMTOPP de 180 gramos. Ikea ha informado en su página web que procede a retirar este artículo debido a que no se indica "específicamente la leche en el listado de ingredientes en alguno de los idiomas". "Ikea anuncia hoy la retirada del pastel dulce de malvavisco SÖTSAK SKUMTOPP de 180 gramos por no indicar la leche en el listado de ingredientes en algunos idiomas", explican.

"El producto contiene suero de leche azucarado, un suero en polvo derivado de la leche que, aunque está indicado en la lista de ingredientes, la leche no aparece nombrada específicamente en algunos de los idiomas de la etiqueta. Esto puede comportar un posible riesgo para la salud de personas alérgicas o intolerantes a la leche o a sus componentes. La medida afecta a los paquetes con fechas de caducidad entre el 12/03/2019 y el 18/04/2019", declara la multinacional sueca en el comunicado.

"Para Ikea la seguridad alimentaria es una de sus principales prioridades, por eso se ha procedido a su retirada, aunque no se ha detectado ningún caso de reacciones alérgicas tras el consumo del producto y no afecta al etiquetado en castellano. La medida es resultado del aviso de un cliente en una tienda de Reino Unido, quien alertó de dicha confusión en el etiquetado del producto. Las personas que no padezcan alergia o intolerancia a la leche o a sus componentes no deben preocuparse por consumir el producto, pues los productos alimentarios vendidos y servidos en Ikea son seguros y sanos para el consumo".

Para evitar que haya cualquier tipo de inconveniente, "Ikea solicita a los clientes que hayan comprado este producto y sean alérgicos o intolerantes a la leche o a sus componentes que lo devuelvan en su tienda Ikea más cercana para su total reembolso. En ningún caso será necesario presentar comprobante de compra".

Hace tan solo unos meses, la multinacional sueca también alertaba a su cliente de que había comenzado a retirar una mesa "por riesgo de caída".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook