10 de noviembre de 2018
10.11.2018

La modificación de la Lomce divide a partidos, sindicatos y asociaciones

La vicepresidenta Carmen Calvo ve "buenas condiciones" para la reforma con "estabilidad" y "diálogo"

10.11.2018 | 00:57
La modificación de la Lomce divide a partidos, sindicatos y asociaciones

Más autonomía a las CCAA

  • Entre los principales puntos de la reforma que plantea el Gobierno se encuentra la eliminación de la regulación estatal del uso de la lengua oficial y de la escolarización asociada a ella, dejando que su regulación corresponda a las diferentes Comunidades Autónomas. en las que hay lengua cooficial. Esta supresión, afectará, entre otros aspectos a la regulación de la exención de cursar o ser evaluado en la lengua cooficial. Por otro lado, las modificaciones también plantean reforzar el principio de no discriminación por género en el régimen de conciertos. En particular, planea eliminar la referencia a que la educación diferenciada no se considera discriminación por género y reforzar la prioridad en el régimen de conciertos para los centros que se organicen bajo el principio de coeducación. En cuanto a la asignatura de Religión, como ya se había anunciado, no computará para la nota media en los procesos de acceso a la universidad ni las becas, no existirá alternativa y se dejará de considerar materia específica en Bachillerato.

La reforma de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) que prepara el Gobierno central y cuyos puntos se conocían ayer a través de un documento remitido por el Ministerio de Educación a las principales organizaciones educativas ha generado polémica y división entre partidos políticos, sindicatos y diversas asociaciones del sector.

Así, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha indicado que ve "buenas condiciones" para alcanzar una reforma educativa en España con "diálogo", contando "con todo el mundo" y también con "una cierta rapidez", con el objetivo de dotar al país de una "educación del siglo XXI" con "estabilidad". En este sentido, ha incidido también en que tanto en la oposición como ahora en el Gobierno desde el PSOE "siempre" han sido "claros" en que su objetivo es "hacer desaparecer la Lomce".

La oposición, en contra

Una postura que no ha sido bien recibida entre los principales partidos de la oposición. Pablo Casado, presidente del PP, mostró el rechazo de su formación al "desmantelamiento" de la reforma educativa del PP plasmada a través de la Lomce que persigue el Gobierno de Pedro Sánchez para regresar al "modelo fracasado y mediocre" de la Logse, que ha representado "el lastre" para los jóvenes..

Por su parte, el secretario de Programas y Areas Sectoriales de Ciudadanos, Toni Roldán,afirmó ayer que el Gobierno "crea más divisiones que soluciones" con su propuesta de reforma educativa y ha reprochado al PSOE que plantee esto ahora tras haber "dinamitado" el Pacto de Estado por la Educación.

Mejor aceptación ha tenido la iniciativa del ejecutivo entre las organizaciones sindicales, si bien CCOO matiza que "las buenas intenciones del gobierno, para no generar frustración, requieren de un plan de acción claramente definido y presupuestado que ataje con urgencia los graves problemas que la LOMCE ha generado al sistema educativo en general, y a la escuela pública en particular".

El asociacionismo también ha recibido de forma muy distinta el anuncio de la modificación legislativa. Así, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) considera "positiva" la modificación de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que pretende acometer el Ministerio de Educación, si bien solicita "valentía" al Gobierno para "ir más lejos" y "no sólo resolver los problemas urgentes del sistema educativo, sino sentar las bases de un sistema más estable".

Diferente interpretación se plantea desde el Foro de la Familia, cuyo director general, Javier Rodríguez, ha asegurado que las propuestas de la ministra de Educación, Isabel Celaá, "van en sentido radicalmente contrario al que necesita el sistema de enseñanza obligatoria en España" por lo que ha pedido "devolver este derecho a quien realmente corresponde: a los padres y a los centros educativos".

El Gobierno pretende llevar a cabo su reforma urgente del sistema educativo en primavera, pero las reacciones suscitadas imposibilitan que su aprobación sea fruto de un pacto de Estado, por lo que el ejecutivo de Pedro Sánchez tendrá que buscar los votos necesarios para sacarla adelante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook