28 de julio de 2018
28.07.2018
Astronomía

La noche en que la Luna quiso esconderse

La población isleña esperaba hallar en el cielo un eclipse del satélite y con suerte se lo encontró teñido de rojo. Numerosos tinerfeños disfrutan de la observación preparada en el Museo de la Ciencia y el Cosmos

28.07.2018 | 00:40
Luna de sangre en Tenerife, 28/07/2018
La noche en que la Luna quiso esconderse
Así se ha visto el eclipse lunar en el mundo

El IAC se muda a Namibia para contar el evento al mundo

  • Despertar el interés por la astronomía y sobre todo concienciar a la población acerca de la importancia de eliminar la contaminación lumínica, los profesionales de esta disciplina científica aprovechan eventos astronómicos llamativos para la población como lluvias de estrellas o eclipses para acercar la observación al firmamento a la ciudadanía. Con ese fin, y dentro de las Iniciativas de Contaminación Lumínica (LPI) del proyecto europeo Stars4ALL, el canal sky-live.tv retransmitió, en directo, el eclipse total de luna desde el desierto de Namibia. Hasta la localidad africana se ha desplazado un equipo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), liderado por el astrónomo Miquel Serra-Ricart, quien se encargó como suele ser habitual de la retransmisión, en la que aprovechó las ventajas del directo para ir explicando a todos aquellos astroaficionados o curiosos el particular proceso del evento astronómico. Además del eclipse, que en África se pudo observar en su totalidad, en el directo realizado desde Namibia la oscuridad producida por el fenómeno astronómico permitió "descubrir objetos solo visibles desde los cielos australes, como son las Nubes de Magallanes" comenta Miquel Serra-Ricart. "Lugar espectacular", es la expresión que empleó el científico acerca de su localización en Namibia, un lugar frecuente en la investigación de la mano de HESS (High Energy Stereoscopic System), que se desarrolla parte de la observación gracias al Instituto Max Planck, Stars4ALL es un proyecto financiado por el Programa H2020 de la Unión Europea bajo el acuerdo número 688135. Stars4ALL está compuesto por 8 instituciones (UPM, Cefriel, St, ECN, ESCP Europe, IAC, IGB, UCM) de seis países. Tres centros españoles de Supercomputación: el Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas (CETA-CIEMAT), el Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) colaboran en la distribución de la retransmisión del portal web (sky-live.tv). M. P.

Luna de sangre parece más un término de mitología o incluso de apocalipsis que un fenómeno real. Pero no lo creó la literatura ni el cine, sino la astronomía. Fueron los profesionales de la observación del firmamento los que bautizaron con esa expresión a un evento astronómico poco frecuente y que sin embargo se dejó ver ayer en lo alto de la bóveda celeste. Varias son las motivaciones para dejarse enganchar por la Luna y más en una noche como la de ayer: un eclipse siempre llama la atención pero además en esta ocasión se suma el hecho de que es el más largo en lo que va de siglo (en total entre sus dos fases rondará las cuatro horas) y el color rojizo del satélite.

Para terminar de convencerse, en esta ocasión la órbita terrestre permitió que Canarias fuera uno de los lugares de Europa en los que se lograrían mejores condiciones para la observación, por su situación en el globo y por sus, a priori cielos despejados. Tal es así que incluso desde la plataforma especializada en alojamientos turísticos, Booking, se lanzó un aviso especial con los mejores establecimientos para descubrir la luna de sangre y que incluyó hoteles de las Islas.

No en vano, el Archipiélago también es un lugar privilegiado para la ciencia astronómica y astrofísica y poco a poco se ha ido haciendo su hueco entre los especialistas en esta disciplina científica. La presencia de Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y sobre todo el impulso en los dos observatorios del Archipiélago así lo avalan, además de que se trata de una región de la que los científicos aplauden su menor nivel de contaminación lumínica.

"Tiene un cielo oscuro que permite verlo que transparencia", afirma al respecto el astrónomo y divulgador del IAC Miquel Serra-Ricart desde Namibia, donde un equipo del centro científico canario retransmitió en directo el eclipse total de luna.

Si bien en las Islas el fenómeno fue tan espectacular, sí que despertó suficiente interés para que la terraza del Museo de la Ciencia y el Cosmos se llenara literalmente de curiosos, que respondieron al llamamiento del centro dentro de la celebración de una actividad para la observación del satélite y Marte. La aparición del planeta en el firmamento fue otro de los alicientes para los aficionados, que pudieron recrearse no solo en el eclipse sino también el resto de objetos celestes gracias al uso de los telescopios del Museo de la Ciencia y el Cosmos y el IAC.

Éxito

El éxito del llamamiento también radica en que, a diferencia de los eclipses de sol, para observar el ocultamiento de la Luna no precisa de unas condiciones especiales ni de filtros adecuados que eviten los riesgos para la salud ocular al mirar al satélite. Estos últimos eventos, que ocurren cuando la luna pasa a la sombra de la Tierra, pueden ser vistos con seguridad directamente a simple vista, telescopios o binoculares.

Así, los tinerfeños que se trasladaron hasta el enclave lagunera pudieron comprobar que el fenómeno llegaba algo tarde. Ya desde ayer los astrónomos avisaban de que en el Archipiélago no estaba previsto que se lograr ver la totalidad de las fases de este eclipse, que comenzó con lo que los profesionales suelen denominar "la mordida". Así, los primeros instantes del evento astronómico supusieron la entrada de la sombra a la Luna, ocultándola poco a poco hasta que al final solo quedaban a la vista de la Tierra las zonas en las que se encuentran los montes Tenerife y "la pisada Amstrong que algunos ponen en duda", según refirió Serra-Ricart.

Tras esta primera fase, llegó el tinte a color rojizo, un fenómeno que según explicó el astrónomo del IAC se produce "por el paso de los rayos solares por la atmósfera terrestre, que los convierte en rojo sobre la Luna". De hecho, para los científicos el evento astronómico de anoche era la oportunidad de aprovechar esta circunstancia para realizar algunos análisis atmosféricos puesto que "estudiar este brillo rojizo permite analizar sobre todo su distribución para conocer los aerosoles que existen en la atmósfera", comenta Miquel Serra-Ricart.

El proceso total, no solo en Canarias sino sobre todo en África, registró la mayor duración de un eclipse total de luna de este siglo y, según los astrónomos, no se espera que haya otro con características similares en las próximas décadas. No obstante, los eclipses tanto del satélite como del Sol son relativamente frecuentes tanto en su forma parcial como total, aunque no siempre la órbita del planeta los regala a la población canaria.

Eso sí, al menos dentro de seis meses, en enero de 2019, la Luna volverá a ocultarse tras la sombra del planeta, que se interpone entre su satélite y su estrella. En concreto en la noche del 21 del primer mes del próximo año, el fenómeno volverá a producirse y según los cálculos de los profesionales, Canarias está en la lista de zonas geográficas del planeta. Por si el invierno no permite las condiciones apropiadas, la órbita terrestre dará a los habitantes isleños otra oportunidad el mismo año a finales del mes de mayo con nuevo eclipse total de Luna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Premios Goya 2019

Premios Goya 2019

Sigue en directo la gala, la alfombra roja y conoce a todos los ganadores: mejor película, actor actriz...

Oscars 2019

Premios Oscar

Consulta los nominados y ganadores de los Oscar 2019 y sigue en directo la Gala y la alfombra roja de los premios de la Academia de Hollywood.