12 de julio de 2018
12.07.2018
EN DIRECTO

Los juristas ven inviable probar que haya un "sí" expreso en un acto sexual

La decisión del Gobierno de revisar el consentimiento es más política que jurídica: "Es la palabra de uno contra la del otro", señalan

12.07.2018 | 00:37
Los juristas ven inviable probar que haya un "sí" expreso en un acto sexual

Multar los piropos

  • Podemos propone considerar delito leve la intimidación sexual en la calle; es decir, las "proposiciones o comportamientos de carácter sexual o sexista que, sin atentar contra la libertad sexual, creen a la víctima una situación intimidatoria". Proponen penar estos actos con multas de tres a nueve meses o a trabajos comunitarios. E. M. Ch.

Los juristas ven "inviable" la propuesta de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, de reformar el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que cualquier acto sexual sin un "sí" expreso sea delito. "Si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no", explicó Calvo, pero "¿cómo se demuestra esto", se plantean los abogados especialistas. Coinciden en que la reforma responde más a una decisión política tras el caso de La Manada que jurídica.

"La propuesta del gobierno no se puede llevar a cabo; jurídicamente es muy difícil articular esto" cree Javier Fernández Teruelo, catedrático de Derecho Penal y experto en género. El Código Penal español ya recoge en la actualidad que la falta de consentimiento conlleva delito sexual pero no se pronuncia sobre cómo determinarlo. Aunque exista un artículo que exige la existencia de un "sí" expreso para mantener relaciones sexuales, después se puede cambiar de opinión.

Sobre esta cuestión reflexiona la abogada penalista María Escanciano. "Es la palabra", explica, "de uno contra la del otro porque una relación puede empezar de forma consentida pero luego convertirse en un no. ¿Cómo lo demuestras?" En temas así "no hay testigos directos por lo que el juez será el que tenga que decidir", considera Esncaciano. Para ella, la intención del Gobierno de eliminar la interpretación de los jueces en este tipo de delitos pierde su sentido con la reforma.

La sexóloga y psicóloga Nayara Malnero cree que la única forma de demostrar un consentimiento "explícito" es mediante un contrato, como el que llevan a cabo quienes realizan prácticas sadomasoquistas o intercambios de pareja. "Tiene su lógica pero en prácticas sexuales más usuales termina con la erótica y la seducción", apunta Malnero.

La especialista en derecho penal y una de las fundadoras de la Asociación de Juezas de España, Carla Vallejo, matiza el tema. "No se trata", apunta, "de que el acusado tenga que demostrar que la víctima dijo que sí, sino que cuando no se expresa un 'no' en voz alta no quiere decir que sea un 'sí', como ocurrió en el caso de La Manada".

La repercusión del caso de los cinco jóvenes condenados a nueve años de prisión por abuso sexual a una chica en Sanfermines de 2016 no agrada a los jueces. Más de 750 magistrados españoles presentaron una queja ante el Consejo Consultivo de Jueces Europeos al interpretar una "gravísima amenaza" contra la independencia judicial del tribunal que lleva el caso de La Manada.

Los magistrados denuncian un "linchamiento público" y critican la "presión social" contra el tribunal de la Audiencia Provincial de Navarra que lleva este caso y que decretó la libertad provisional de los cinco acusados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook