01 de julio de 2018
01.07.2018

Bogavante, acorazado del mar

Un auténtico titán que ha sobrevivido a los cambios del planeta, este delicioso crustáceo es uno de los reyes de la mesa

30.06.2018 | 23:24

Es uno de los mariscos más deseados del mundo y probablemente de los más conocidos, especialmente por su feliz alianza con el arroz. Describe Álvaro Cunqueiro en "La cocina gallega" a un bogavante como "un caballero de la Tabla Redonda" o "un príncipe que llega de incógnito a un torneo" porque era el ejemplar más grande que había visto el escritor mindoniense, revestido de coraza bajo los mares y auténtica suculencia de los fondos marinos.

El bogavante (Homarus gammarus) es un marisco decápodo que puede alcanzar los sesenta centímetros de longitud. Habita en refugios rocosos y no suele sobrepasar los cincuenta metros de profundidad, aunque hay ejemplares que llegan hasta los 150 metros. Depredador nocturno, gusta de bivalvos, pequeños peces y crustáceos. Tiene una excelente orientación que le permite identificar a las presas que conforman su dieta. Para ello cuenta con su potente par de pinzas.

El finisecular y curioso Ángel Muro le llamaba "cabrajo" y añadía que, "por la facha, parece un cangrejo gigante de río". Fue y sigue siendo manjar feliz en todas las mesas y en todas las épocas por su fina y delicada carne que agrada todos los paladares. Por Galicia se le llama también lubrigante y capaz de convertir un simple plato de arroz en una auténtica delicatesen. Para diferenciarlo de otros, el "acorazado" gallego presenta un ligero color azul en su cola, con un par de pinzas desiguales que utilizan para cortar y comer. Una suele ser más grande y pesada, para aplastar, y la otra para morder.

Es un auténtico fósil viviente que no ha experimentado cambios desde el cretácico, puede llegar a vivir cincuenta años y se reproduce cada dos años. La hembra pone miles de huevos y las diminutas crías nadan y se dejan llevar por las aguas durante un periodo de hasta cinco semanas antes de asentarse en el fondo.

Su carne es compacta, jugosa y sabrosa. Es rica en ácidos grasos Omega, contiene minerales como potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc y es fuente de vitaminas A, B2, B3, B6 y B12. A sus propiedades saludables, añade su sabor y su versatilidad en la cocina puesto que admite numerosas recetas.

Lo más habitual es preparar el bogavante cocido o a la plancha, para tomarlo sencillamente así, acompañado de alguna salsa o como ingrediente de recetas más elaboradas. Combina bien con todo, sea con pasta, con ensaladas, en salpicón, al horno?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine