13 de junio de 2018
13.06.2018

La Fiscalía pide 6 meses de prisión para el docente de la ULL investigado por acoso

El profesor envió más de 80 correos electrónicos en un periodo de dos meses

15.06.2018 | 00:36
La Fiscalía pide 6 meses de prisión para el docente de la ULL investigado por acoso

El profesor de Economía de la Universidad de La Laguna (ULL) Juan Pablo del Río Disdier envió numerosos correos "personales" a la alumna Noelia Guerra durante el segundo cuatrimestre del curso 2016-2017 que nada tenían que ver con la asignatura. En ellos le pidió a la estudiante acudir "a conciertos, a exposiciones de museos, al visionado de una película, a quedadas en el parque o, incluso, a un viaje a Madrid". También le compró "un libro en una librería, instándole a que acudiera a recogerlo y solicitándole en alguna ocasión la dirección de su correo personal, felicitándola en su cumpleaños o preguntándole por el devenir de una cita médica".

Son hechos que la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife considera probados y por los que ha pedido seis meses de cárcel por un presunto delito de acoso para este profesor, según el escrito de acusación para la apertura del juicio que adelantó ayer Mírame TV en su portal digital. La solicitud de pena de prisión fue confirmada anoche a la opinión de tenerife por el Ministerio Público, que acusa a Juan Pablo del Río Disdiera de someter a la alumna a un "estado de intranquilidad y desasosiego" cuando le dio clases mientras ella estudiaba Ciencias de la Información.

Según el escrito de acusación, el profesor de la asignatura de Economía Aplicada llegó a enviar 80 correos electrónicos de carácter personal a Noelia Guerra, algunos en horario de madrugada, entre el 19 de abril y el 16 de junio de 2017. La Fiscalía subraya en su escrito que el docente, debido a la indiferencia que mostraba la estudiante ante sus mensajes, amenazó con la posibilidad de negarle el acceso a la Matrícula de Honor de su asignatura "si no acudía a la revisión del examen o persistía en su actitud".

Aunque el acusado "requería insistentemente" a la alumna que contestara a sus mensajes, esta "solo lo hizo en cuatro ocasiones y para preguntar alguna duda relacionada con la asignatura", según explica la fiscal, apunta Mírame TV. La falta de interés de la víctima fue lo que llevó al profesor a enviar otro correo el 15 de junio de 2017 en el que advertía a la estudiante de la posibilidad de perder su acceso a la Matrícula de Honor, detalla el portal digital de la cadena televisiva local. El "estado de intranquilidad y desasosiego" que le provocó la situación, como argumenta la Fiscalía en su escrito de acusación, llevó a la víctima a presentar una denuncia en el Juzgado de Instrucción Número 1 de San Cristobal de La Laguna el 16 de junio de 2017, al día siguiente de haber recibido el último correo amenazante, tal y como adelantó la opinión de tenerife el pasado 13 de abril, en una investigación periodística realizada por Natalia G. Vargas.

La Universidad de La Laguna remitió, asimismo, a la Fiscalía el caso de presunto acoso del profesor a la alumna. La estudiante, que en la actualidad está en el segundo curso del grado de Periodismo, trasladó en junio de 2017 tanto al Juzgado de Instrucción Número 1 de La Laguna como al Servicio de Inspección de la ULL este caso. Guerra aseguró a la opinión de tenerife en la denuncia que le enviaba "hasta ocho correos diarios" a través del ALU, el email institucional del centro superior lagunero. "Me dijo que fuera a una librería a recoger un libro que me había comprado, me citó en una cafetería y, como no le respondía, me chantajeó con que reconsideraría mi nota final", concretó la alumna.

La estudiante precisó, en declaraciones a este diario, que esperó 11 meses, desde que presentó la queja formal a la ULL, por una respuesta del centro y que ésta llegó el 12 de abril pasado, justo después de que la denunciante advirtiera que iba a llevar el caso a los medios de comunicación.

Siempre según la estudiante de Periodismo, el docente comenzó a enviarle mensajes el 19 de abril de 2017, después de que ella le mandara uno disculpándose por haber salido antes de una de sus clases. "Él se molestó porque algunos compañeros y yo nos fuimos antes de la práctica y habíamos interrumpido su lección. Yo me sentí mal y le pedí perdón por correo", narró Noelia Guerra, una aclaración que figura en el texto de la denuncia. A partir de entonces, Guerra explica que empezó a recibir correos electrónicos por parte del docente sobre "cultura y contenidos de la asignatura". Sin embargo, el 21 de abril de 2017, en la víspera del Día del Libro, "él fue más allá". En el mensaje de este día, tal y como figura en la denuncia ante el Juzgado, a la que tuvo acceso la opinión de tenerife, él la invita a visitar una librería de La Laguna, donde le había dejado un libro reservado a su nombre para que fuera a recogerlo. El profesor le aclara en ese correo a la alumna que el libro está acompañado de una rosa. Ella aclara que no fue a recogerlos.

Fue ese mismo día cuando la alumna acudió a la Unidad de Igualdad de Género de la ULL, donde le informaron de que podía actuar tanto mediante la vía judicial como a través del Servicio de Inspección del mismo centro de estudios. Entonces, decidió acogerse a los dos procedimientos.

Guerra continuó recibiendo entre "tres y cinco correos al día", cuyo contenido varía entre "la prosa y el verso". De esta forma, según la alumna, el docente la felicitó por su cumpleaños a través del correo. "No sé cómo consiguió saber que era mi cumpleaños ni tampoco cómo consiguió la dirección de mi domicilio para enviarme postales desde Madrid", plantea la alumna, quien asegura haber recibido en su propia casa algunas revistas y cartas por parte del profesor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook