16 de mayo de 2018
16.05.2018

Cruz Roja comienza la venta de boletos del Sorteo de Oro

El juego vuelve este año con su carácter solidario para apoyar a personas en exclusión

15.05.2018 | 23:44

Recientemente ha comenzado la venta de boletos del Sorteo de Oro de Cruz Roja, que un año más, tras 39 años de historia desde su primera edición en 1980, vuelve con su habitual carácter solidario a favor de las personas que más lo necesitan, y que ha distribuido muchos premios en toda la geografía española.

Para ello, la institución moviliza a su voluntariado, socios y trabajadores, así como a empresas, establecimientos y organizaciones asociadas, en la venta de los boletos, llegando así a todos los rincones. Aunque las nuevas tecnologías, a través de internet, han permitido abrir nuevos canales de venta, el compromiso y el esfuerzo de estos colaboradores sigue siendo la columna vertebral de la distribución de los boletos.

Este solidario sorteo, que en esta ocasión se celebrará el próximo día 19 de julio en Castellón, supone una de las principales fuentes de financiación propia que permite a Cruz Roja el desarrollo de los proyectos necesarios para atender a los colectivos más vulnerables. Este año los fondos serán destinados concretamente a las personas que se encuentran en situación de pobreza o exclusión social. Este año se sigue mantiene el precio de 5 euros el boleto y hay un total de 3.900 premios de diferente importe que repartirán más de 6.500.000 euros o su contravalor en oro. El primer premio está dotado con 3 millones de euros, el segundo con 1,5 millones, el tercero en 750.000 euros y el resto de premios entre 2.500 y 100 euros.

A través del Sorteo de Oro, Cruz Roja ofrece una fórmula más de colaboración para desarrollar mejor su labor y estar allí donde más se necesita. Hasta la participación más pequeña es fundamental para hacer posible la realización de todos los programas que desarrolla la Institución en toda Canarias, como por ejemplo el proyecto de Promoción del Éxito Escolar, con el cual se trata de apoyar el proceso de enseñanza-aprendizaje y ofrecer un acompañamiento educativo a los niños que se encuentran en dificultad social, incidiendo en los factores de índole personal y social que favorezcan el éxito escolar, lo cual, se convierten en una forma de romper la transmisión intergeneracional de la pobreza.

Los boletos están personalizados con hasta 40 nombres, de hombre y de mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook