07 de abril de 2018
07.04.2018

La canaria Lucía Baltar presenta su segundo libro de poesía en Montevideo

Se trata del diario 'Resaca emocional dícese del día siguiente al orgasmo o el amor'

06.04.2018 | 22:58

La escritora Lucía Baltar presentó ayer, en el Centro Cultural de España (CCE) de Montevideo (Uruguay) su segundo libro de poemas, Resaca Emocional, dícese del día siguiente al orgasmo o al amor. Se trata de un poemario que habla sobre las relaciones y lo que queda después de ellas. La autora, que nació en Canarias pero vive actualmente en Uruguay desde hace cuatro años, declaró que Resaca Emocional consta de dos partes: un diario postmortem y un posdata.

Durante el acto de presentación de este nuevo libro también estarán presentes otras amigos de la autora puesto que se trata de una de las actividades enmarcadas en el programa de actos del Día Internacional del Libro. El libro ya está a la venta en las librería uruguayas.

"Este libro tiene un postmortem y un posdata, que es como lo que fue pasando antes, durante y después del diario", señaló la escritora canaria de 31 años. Los poemas que quedan recogidos en este libro tuvieron su origen en el año 2015, en un lapso de seis meses, por lo que muchos de ellos tienen su respectiva fecha e incluso el momento del día.

"La poesía es como un vómito en lo que yo escribo del momento. No tengo algo planificado", expresó la autora, que publicó en 2015 su primer libro, Contrapeso Contraverso, también con la editorial independiente y uruguaya, Yaugurú. Lucía Baltar reconoció que, a diferencia de cuando era más joven, cada vez escribe menos. "Cuando era chica escribía mucho en libretas. A los 14 o 15 años empecé a escribir libretas sin parar, más o menos hasta los 25 años", narró la autora y agregó que, de cara al futuro, quiere dejar de escribir sobre el desamor.

El primer poema de la canaria lo escribió a los 12 años, cuando estaba en el colegio y, según manifestó, "nunca lo va a ver nadie". Actualmente Lucía Baltar cursa la carrera Corrección de Estilo en la Facultad de Humanidades de Uruguay, donde espera cerrar un ciclo y poder, en un futuro, pasar a ser su propia editora. "Sólo puedo escribir sobre lo que me atraviesa. Estoy intentando de que lo que me atraviese sea cada vez más sano, porque este libro está lleno de fantasmas", apuntó la escritora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook