20 de febrero de 2018
20.02.2018

Las Palmas se lleva el mayor bote en la historia de La Quiniela en las Islas

El desconocido agraciado gana más de cinco millones de euros tras acertar el pleno

20.02.2018 | 00:46
Las Palmas se lleva el mayor bote en la historia de La Quiniela en las Islas

La diosa fortuna ha repartido más de cinco millones de euros en Las Palmas de Gran Canaria. La administración número 28 de la capital grancanaria validó un pleno al quince de La Quiniela correspondiente a la jornada 24 de Primera División y la 27 de Segunda. El único agraciado se ha llevado un bote de 5.367.937,35 euros al acertar todos los partidos disputados. Se trata del mayor premio que ha repartido este sorteo en el Archipiélago en la historia.

El local se encuentra en la calle Pedro Infinito, número 168. Conocida como La Bola de Cristal, esta administración está regentada por los hermanos Jonay, Sira y Doramas Pérez Rodríguez desde hace dos años. Se trata del mayor premio que han repartido nunca con gran diferencia, por lo que su satisfacción es máxima, reconocen. "La cosa está bastante contenta", responde ella animada. Mientras, su hermano Jonay señala que vivieron ayer una mañana de "revuelo", en la que mucha gente preguntó por el misterioso afortunado.

Aunque desconocen al afortunado, saben que este realizó a La Quiniela "a ojo" y no de máquina, un dato que demuestra la capacidad de acierto de este jugador. La misma administración repartió otro premio de 14 aciertos, el cual está valorado en 52.714,38 euros. Una cantidad que se suma a la del pleno al 15. Además, la diosa fortuna también visitó Playa del Inglés, donde un usuario validó una quiniela de 14 aciertos.

La nueva derrota de la Unión Deportiva Las Palmas propició que la capital tenga un nuevo millonario. El acertante no confió en el equipo local y vaticinó que ganaría el Sevilla, como así ocurrió finalmente. Curiosamente, confió en un empate entre el Tenerife y el Alcorcón. Predicciones que le permitieron alzarse con un bote histórico en un sorteo con gran tradición y trayectoria.

No obstante, se trata de un juego de azar que en los últimos años ha perdido fuelle. Según Jonay Pérez, las casas de apuestas deportivas están detrás de esta pérdida. "Lo que ocurre es que hemos tenido ahora un bote inusualmente alto y por eso mucha gente se ha animado a jugar este fin de semana", apuntó el lotero, quien indicó que el agraciado jugó una cantidad de doce euros, el precio a pagar para lograr llevarse en el bolsillo más de cinco millones de euros.

Se trata del mayor premio con diferencia que ha repartido esta administración del barrio de Schamann, al menos desde que estos hermanos loteros han cogido las riendas del local. Según apuntaron ayer, en este periodo solo han logrado vender un décimo de la Lotería del jueves, con 30.000 euros de premio. Además de un quinto premio de la Lotería de Navidad en 2016, con un premio de consolación de 6.000 euros. Los loteros esperan ahora que las mismas fuerzas del azar que eligieron esta administración les ayuden a remontar las ventas y les den un empujón en estos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook