18 de febrero de 2018
18.02.2018

El 75% de los españoles no realiza un desayuno completo

Nueve de cada diez menores de 9 a 12 años nunca desayunan fruta fresca

17.02.2018 | 23:59

El 75 por ciento de la población española de entre 9 y 75 años no realiza un desayuno completo y el 91% de los niños de 9 a 12 años no desayuna fruta fresca, según se desprende del informe Estado de situación sobre el desayuno en España, realizado por la Fundación Española de Nutrición (FEN). El trabajo pone de manifiesto que los adultos son el colectivo que más realiza un desayuno incompleto (39%), seguido de los adolescentes y adultos mayores (35%) y los niños (22%).

Se considera un desayuno completo el que aporta más del 20 % de la energía total que se necesita al día y que contiene tres o más grupos de alimentos. En este sentido, según el presidente de la FEN, Gregorio Varela Moreiras, se ha comprobado que la población española no alcanza la ingesta de energía recomendada durante el desayuno (16,7%), observándose un mayor aporte de energía en niños y adolescentes por parte de los azúcares añadidos y los ácidos grasos saturados y, en el caso de los adultos mayores, de hidratos de carbono complejos (almidones) y ácidos grados monoinsaturados. Concretamente, el 75 % de los niños de 9 a 12 años consume chocolates en el desayuno, el 59 % bollería y pastelería, el 48 % leche entera, el 45 %leche semidesnatada, el 42 % pan blanco, el 30 % cereales y barritas y sólo el 9 % fruta fresca. En cuanto a los adolescentes de 13 a 17 años, el 64 % ingiere chocolates, el 55 % bollería y pastelería, el 42 % leche entera, el 39 % semidesnatada, el 35 % pan blanco y el 11 % fruta fresca.

Al alcanzar la mayoría de edad, los patrones de consumo de alimentos durante el desayuno comienzan a variar, ya que la mayor ingesta hasta los 64 años es de café (67%), seguida del azúcar (47%), bollería y pastelería (47%), leche semidesnatada (44%), pan blanco (43%), chocolates (28%), fruta fresca (15%) y verduras y hortalizas (13%).

La duración media del desayuno suele ser de 11,2 minutos (10,8 minutos en días laborales y 12,1 en fines de semana); los niños comen en el hogar en compañía de la familia, mientras que en la adolescencia empieza a estar más presentes en instituciones y restauración. Los adultos vuelven al hogar pero, la mitad de veces, en soledad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook