21 de enero de 2018
21.01.2018

Baltar advierte que la vacuna contra la gripe previene el 70% de fallecimientos

Científicos señalan que el virus se propaga por la respiración, sin necesidad de toser

21.01.2018 | 10:09
José Manuel Baltar.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias José Manuel Baltar ha señalado, en el acto de inauguración del III Fórum sobre Vacunación de las Sociedades Científicas de Canarias, celebrado el viernes en Tenerife, la evidencia científica en torno a la eficacia de las vacunas, como en el caso de la gripe, que puede llegar a evitar los fallecimientos en un 70% y los ingresos en los servicios de UMI en un 74%.

El consejero aprovechó este contexto para informar del aumento del índice de vacunación de la actual campaña, en la que se han administrado 167.261 dosis, por lo que ha sido necesario reforzar la adquisición de vacunas con un lote más, sumando en total 232.000 dosis, con una inversión de 969.282 euros, completadas con 20.000 dosis de vacunas antineumocócica por un importe de 240.000 euros. En esta campaña contra la gripe, se ha registrado hasta ahora un total de nueve fallecimientos y 52 ingresos graves a causa de esta patología.

Contagio

Científicos de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) han descubierto que el virus de la gripe puede propagarse más fácil de lo que se pensaba, tras comprobar que un paciente puede contagiar a otra persona simplemente por medio de la respiración, sin necesidad de que le tosa o estornude cerca.

Así se desprende de los resultados de una investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, que proporciona nuevas evidencias de la importancia de la transmisión aérea de muchos virus procedentes del aliento exhalado por pacientes infectados. "Descubrimos que las personas que tienen gripe contaminan con virus el aire que les rodea simplemente al respirar", reconoció Donald Milton, profesor de salud ambiental en Maryland y principal investigador del estudio. Explicó que las personas con gripe generan aerosoles infecciosos (pequeñas gotas) que permanecen suspendidas en el aire durante mucho tiempo, especialmente durante los primeros días de la enfermedad, "de ahí que cuando alguien tiene gripe debe estar en casa y no ir a trabajar, ya que puede infectar a otras personas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine