18 de enero de 2018
18.01.2018

Soledad Monzón emplaza a toda la sociedad a trabajar por la convivencia

La consejera participa en una jornada para recabar aportaciones al nuevo Plan Integral contra la Violencia Infanto-Juvenil

19.01.2018 | 01:24
Soledad Monzón emplaza a toda la sociedad a trabajar por la convivencia

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, ha emplazado este jueves a toda la sociedad de las Islas a participar activamente en el trabajo emprendido por su departamento en pro de la convivencia y la prevención de la violencia entre la población más joven.

En el encuentro celebrado hoy en Tenerife, dentro de la ronda de encuentros insulares que el departamento autonómico ha estado llevando a cabo por todo el Archipiélago, Monzón destacó "la importancia de las medidas preventivas y de fomento de la convivencia que hemos de desarrollar no sólo en los centros escolares sino en el entorno social" y subrayó el proceso participativo que ha abierto su Consejería ya que "queremos que toda la sociedad aporte propuestas en positivo, que sirvan para mejorar la convivencia y que podamos luego articular en torno a un Plan que sea efectivo y que toda Canarias considere suyo". No obstante, el fin de la ronda de reuniones en todas las islas es recabar el máximo de aportaciones al nuevo Plan Integral contra la Violencia Infanto-Juvenil.

El encuentro, con el apoyo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, contó también con la presencia del director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, Jonathan Martín Fumero, y reunió a diferentes representantes de la comunidad educativa, de Cabildo, ayuntamientos, cuerpos y fuerzas de seguridad, las instancias judiciales, sindicatos y, en definitiva, los agentes sociales de la isla, dentro de un proceso de trabajo participativo y multidisciplinar.


La jornada sirvió para presentar el proceso de elaboración del Plan, reflexionar sobre las variables implicadas en las diferentes formas y contextos de violencia infanto-juvenil, compartir las diferentes actuaciones que se desarrollan en la isla para su prevención, así como para visualizar y articular las medidas que favorezcan la convivencia en positivo.


Así, después de varias jornadas formativas y de encuentros de responsables insulares y municipales para compartir las buenas prácticas de convivencia que realizan los diferentes agentes implicados en sus respectivos ámbitos de actuación para los colectivos más jóvenes, los responsables del Plan están llevando a cabo un recorrido por todas las islas para recopilar propuestas de todos los colectivos e instituciones posibles.


Por su parte, Martín Fumero ha destacado el éxito de participación y el gran interés suscitado por las jornadas de trabajo celebradas. "La sociedad está cada vez más concienciada de que con la violencia infanto-juvenil no pueden mirar hacia otro lado y pensar que lo tiene que arreglar el colegio, o la familia o la policía o los servicios sociales municipales". "Al final, lo que necesitamos son ciudadanos y ciudadanas corresponsables, que planteen propuestas en positivo para, entre todos, poder ayudar a solucionar los problemas de los más jóvenes" -sentenció.

En este contexto, en todos los encuentros celebrados hasta el momento se ha puesto de manifiesto una serie de líneas de trabajo y puntos de interés comunes. De esta forma, ha quedado patente la valoración positiva que hace la comunidad educativa y el resto de agentes implicados del que será el Observatorio de la Convivencia en Canarias en el que se involucren todas las instituciones y que sirva como instrumento de lucha y detección precoz de ese importante problema social como es la violencia infanto-juvenil.


Otro de los aspectos que se han ido subrayando durante la celebración de los diferentes encuentros insulares ha sido la importancia de la coordinación interadministrativa institucional para aunar esfuerzos y rentabilizar recursos a la hora de trabajar en pro de la convivencia y prevenir cualquier tipo de violencia en la infancia y juventud.


En este sentido, también se ha hecho hincapié en la necesidad de afrontar de forma integral y multidisciplinar todo lo que tenga que ver con la convivencia en todos los ámbitos de la sociedad. Asimismo, este trabajo interdisciplinar ha de centrarse no solo en las consecuencias de la violencia infanto-juvenil sino, sobre todo, en trabajar desde la prevención para evitar sus causas.


Para ello, uno de los principales elementos puestos de relieve en estos encuentros se centra en la participación activa de la comunidad en los procesos participativos en torno a la convivencia como eje sustancial para lograr alcanzar los objetivos. Para ello, es preciso potenciar tanto proyectos de comunidad y aprendizaje como proyectos de aprendizaje y servicios cuyos frutos reviertan en la sociedad.


Todo esto pasa, coinciden desde la comunidad educativa, en fomentar y dar cada vez mayor protagonismo al trabajo que realizan tanto los alumnos y alumnas "ayudantes" como los "mediadores" dos figuras creadas para la resolución de conflictos entre iguales, como para la acogida del alumnado nuevo que llegue al centro.


Cabe destacar que la jornadas de trabajo que se están celebrando por todo el Archipiélago la presentación del Plan Integral de Prevención de la Violencia Infanto-Juvenil se acompaña de pautas para generar redes insulares de participación a través de la localización de nodos insulares, es decir, de las personas, servicios o recursos que puedan actuar en cada isla como facilitadores y catalizadores del proceso.


Para lograrlo, la sesión de trabajo incluye presentaciones de las diferentes actuaciones que se desarrollan para prevenir la violencia infanto-juvenil en los distintos ámbitos de socialización y áreas de intervención, como punto de partida del debate.


A partir de estas presentaciones y los planteamientos de los representantes de la Consejería, se invita a las personas asistentes a reflexionar sobre las variables implicadas en las diferentes formas y contextos de la violencia infanto-juvenil, a visualizar y a articular las medidas preventivas que favorezcan la convivencia en positivo.


Dentro de la metodología general diseñada para la elaboración del borrador del Plan se plantea a las personas participantes diversas cuestiones a las que pueden responder en las semanas siguientes y hacérselas llegar al equipo redactor: ¿Qué veo y me preocupa?, ¿qué estamos haciendo para afrontar y prevenir la violencia infanto-juvenil?, ¿qué queremos hacer? y ¿cómo trabajar en red?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine