17 de enero de 2018
17.01.2018
Salud

Dimite el jefe de urgencias del Negrín en plena epidemia gripal

Pavón presenta una renuncia aplazada desde diciembre

17.01.2018 | 01:55
Dimite el jefe de urgencias del Negrín en plena epidemia gripal

El coordinador del servicio de urgencias del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, José Pavón, presentó el lunes su dimisión irrevocable del cargo, según confirmaron ayer desde la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico.

Adelantada por fuentes sindicales, la renuncia del jefe de Urgencias del Negrín se produce en plena fase epidémica de la gripe, justo anunciada ayer por el propio consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, al informar de181 casos por cada 100.000 habitantes, por encima del límite de 125 enfermos fijado para la situación previa. Desde el Servicio Canario de la Salud (SCS) eludieron comentar una dimisión que atribuyeron a "motivos personales" tras confirmar seis fallecidos y 87 hospitalizados por la gripe este año en las Islas

A pesar de que "desde el mes de diciembre ya había tomado la decisión, me parecía en ese momento una decisión perniciosa para el servicio, por lo que decidí aplazarla, aunque se me hiciera francamente penoso la continuidad en el cargo", explicó José Pavón en su nota interna de dimisión antes de recordar que aguardó hasta elaborar la "breve memoria y plan funcional (...) para que pudiera servir de ayuda a aquel que asuma la responsabilidad". A partir de ahora, "seguiré feliz en mi labor asistencial en la unidad de críticos", concluyó el documento firmado por el ya excoordinador de urgencias del Negrín.

Efectivamente, el hospital de referencia para el norte grancanario ya sufrió la saturación del servicio de urgencias a principios de diciembre por la coincidencia de jornadas festivas con frío y calima, una situación que se repitió la pasada semana en el Doctor Negrín y se extendió al Hospital Universitario Insular de Gran Canaria. "Tratemos de obviar el concepto de colapso, porque en el entorno sanitario significa paralización y esto son picos de demanda asistencial al estar en plena fase epidémica", rogó Baltar durante una rueda de prensa sobre las listas de espera antes de recordar que las urgencias hospitalarias superaron los 300 pacientes diarios la pasada semana cuando la media oscila de 200 a 230 personas.

Aún así, el tiempo medio de un paciente para su clasificación (triaje) se reduce este año un minuto con respecto al ejercicio anterior y para su alta, alrededor de 50 minutos, según el consejero autonómico de Sanidad.

"Comprensión y paciencia"

"Evidentemente, las condiciones de acogida que podemos dar no son las mismas y, desde luego, no son bajo ningún concepto las que esta consejería quiere darle a los pacientes cuando llegan a urgencias, por lo que solicitamos comprensión y paciencia a los ciudadanos", subrayó José Manuel Baltar tras apuntar la activación de los planes de contigencia de los diferentes hospitales, con el incremento de recursos como la apertura de las plantas de transición o la contratación de profesionales, y el aumento de las inversiones en las infraestructuras sanitarias, como las actuales obras del Insular y las próximas actuaciones en La Candelaria.

No obstante, desde Sanidad se insistió en que la solución al reboso de urgencias hospitalarias se sitúa, sobre todo, en la mejora de los servicios extrahospitalarios en atención primaria, con mayores horarios y medios (radiología o analítica), y de los centros sociosanitarios, en coordinación tanto con la Consejería de Empleo Políticas Sociales y Vivienda como con las corporaciones locales (cabildos y ayuntamientos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook