06 de agosto de 2017
06.08.2017

El baile puede con todo

Arona Summer Festival reúne a más de 12.000 personas en su séptima edición en el Amarilla Golf de San Miguel de Abona. La Isla se rinde a los mejores dj internacionales

05.08.2017 | 23:09
El baile puede con todo

Esta vez fue San Miguel de Abona el escenario para una nueva jornada gigante de Arona Summer Festival (ASF). Ayer, el Amarilla Golf del municipio sureño recibió la visita de más de 12.000 personas que acudieron a la llamada de una oferta clara y contundente: bailar al ritmo de alguno de los mejores dj internacionales. La séptima de edición del considerado uno de los mejores festivales de España ofreció 12 horas seguidas de música. Al inicio de la tarde, bajo un intenso sol que sin embargo no impidió que desde el comienzo ya fueran miles los que estaban disfrutando sobre el césped del hoyo 1.

La dinámica, hasta el final, pasadas la tres de la mañana (según las previsiones al cierre de esta edición), fue una línea creciente que terminó con la habitual apoteosis colectiva: la música electrónica es una de las grandes triunfadoras de los festivales de verano y en el ASF la ecuación año a año se cumple con rigor. Ganas de baile, fiesta y los mejores dj al mando.

Bajo esa premisa, la jornada empezó a hacerse grande con la actuación de Cormack & Simmelink. Aún era pronto, las seis de la tarde, pero todas las piezas empezaban a encajar. Los siguientes en tomar los mandos en la cabina fueron Atica (viejo conocido ya del festival) y Tom Staar. Así, paso a paso, al tiempo que el sol caía y quedaba una noche absolutamente cómplice, llegó el momento para Steve Aoki, el gran protagonista del cartel de la presente edición de 2017. El americano subió al escenario y ofreció una maravillosa actuación de hora y media con la maestría que le consolida sesión a sesión como uno de los principales djs del mundo.

Aoki es siemplemente otra dimisión. Su set enloqueció al público, que por entonces ya superaba con generosidad la cifra de 10.000 asistentes. Y así se cubrió otro capítulo en la historia del Arona Summer Festival. Una gran familia alrededor de la música de baile, entregados a Steve Aoki como a Steve Angello, otro de los grandes nombres de la edición de 2017 que se subió al escenario pasadas la media noche, como penúltimo escalafón hacia el cierre que llegó con la actuación de Michael Calfan. La electrónica, una vez más, como uno de los grandes atractivos de turismo y de ocio para el verano en el sur de Tenerife. Siempre funciona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine