18 de enero de 2017
18.01.2017

El yacimiento de Playa Chica ofrece un volumen "excepcional" de información

Los estratos de vestigios hallados en la cueva de Sardina de Gáldar es de los mayores registrados en Canarias

17.01.2017 | 22:57
El yacimiento de Playa Chica ofrece un volumen "excepcional" de información
El yacimiento de Playa Chica ofrece un volumen "excepcional" de información

El hallazgo de la cueva de Playa Chica, en Sardina del Norte, Gáldar se ha revelado como más importante de lo que en un principio se creía ya que su firme presenta nada menos que de un metro a dos metros de materiales que podrían revelar, según los arqueólogo responsables de su estudio, Consuelo Marrero y Valentín Barroso, hasta 1.500 años de ocupación humana en ese litoral.

Ambos comparan la importancia de este yacimiento a otros emblemáticos como las cuevas de Belmaco, en la isla de La Palma, declaradas desde 1984 como monumento histórico-artístico.

Este inusual 'grosor' de material de investigación, que muestra la ocupación durante siglos de la estancia, distribuido en capas que, como los anillos de los árboles van revelando los distintos usos según los momentos de la historia, se conoce como estratigrafía arqueológica y, según los dos especialistas, directores de la empresa Arqueocanarias, nunca se había encontrado otra igual en Gran Canaria, convirtiéndose así en uno de los depósitos más ricos encontrados hasta el momento en todo el archipiélago, en un descubrimiento que califican de excepcional.

Barroso pone el ejemplo de los libros. Los hay de 20 páginas, "pero este puede ser de hasta 500, lo que implica un volumen de información proporcional". La misma fuente resalta que el yacimiento no destaca por su vistosidad sino por la información que guarda, y su organización en capas y estratos. De tal manera que al datar los elementos encontrados en cada uno sirve de referente para interpretar restos descontextualizados de otros lugares, o elementos prehispánicos que se encuentran en atesorados el Museo Canario.

"Si podemos datar un resto de cerámica sin pintar de un año determinado en Playa Chica se puede concluir que una pieza encontrada en otro lugar de Gran Canaria con las mismas características corresponde a ese momento histórico", ilustra, convirtiéndose en un posible marcador de la secuencia temporal de la isla.

Por ahora y con los primeros trabajos realizados sobre el terreno y que fueron presentados esta mañana por el titular de la consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Ruiz, que estuvo acompañado por el alcalde de la localidad de Gáldar, Teodoro Sosa, se han encontrado carbonataciones, que probablemente sean restos de hogares, así como cenizas y concentraciones de carbón, además de abundante material arqueológico, como herramientas líticas y restos cerámicos.

Pero entre ellos destacan los relacionados con la malacofauna e ictiofauna, a los que se suman otras evidencias de fauna terrestre, y que determinan las costumbres y los recursos alimentarios de los antiguos canarios.

Dos muestras de estos vestigios se tratarán de datar con las pruebas del carbono 14 recogidas in situ y que ya han sido enviadas a un laboratorio británico para su análisis y comenzar a situar en el tiempo al yacimiento de Playa Chica.

Estas muestras han sido extraídas de las primeras capas, las que se encuentra más abajo, con el fin de intentar lograr la fecha más lejana a nuestro tiempo y marcar así el inicio de la ocupación. Pero aún no se descartan más sorpresas.

Justo encima del yacimiento descubierto el verano pasado se encuentra un aljibe de unos tres por tres metros cuadrados construido a partir de otra cueva que está siendo desmontado porque se espera que pueda albergar más vestigios, de ahí que Arqueocanarias no descarte encontrar más indicios intactos, "que no vemos pro el relleno de piedras" que existe en la zona. Tal es así que no descartan encontrar cuevas con espacios exteriores destinados por los canarios a hacer vida en ellos.

"Hay que pensar", añade el arqueólogo, "que la costa de Sardina es un espacio muy amable, con no solo su playa de arena, sino de su plataforma rocosa de los alrededores que propicia el marisqueo y la pesca, de ahí los restos de lapas, burgados o pescado que hemos encontrado, así como morteros, molinos y una variedad de piedras talladas de muchas formas. Barroso apunta que ahora se deberá a proceder a estudiar muestras de tierra para determinar si también encuentran semillas.

Por su parte, el consejero Carlos Ruiz destacaba también el protagonismo de la participación ciudadana en la preservación del patrimonio cultural, ya que el yacimiento de Playa Chica fue descubierto gracias a la alerta de una persona que tras un derrumbe apreció la potencialidad del lugar.

Según Ruiz la colaboración de todos en este tipo de hallazgos casuales de los que no se tenía conocimiento es fundamental para posibilitar su protección y posterior estudio, convirtiéndose en una valiosa fuente de información de nuestro pasado remoto que es rápidamente incorporado al inventario arqueológico de la Isla.

De hecho este de Sardina del Norte ya se ha incorporado a la revisión del inventario arqueológico de Gran Canaria que está en curso de elaboración", señaló el consejero de Cultura del Cabildo.

"Es una sorpresa la importancia que todos los técnicos le otorgan a este yacimiento", avanza Carlos Ruiz, "para cuyo estudio más detenido el Cabildo de Gran Canaria impulsará un equipo de trabajo multidisciplinar que incluirá también a la Universidad".

El Cabildo de Gran Canaria ha previsto dos visitas el día 21 de enero en el marco del programa divulgativo denominado 'Patrimonio Abierto', en la que pueden participar todos aquellos interesados previa inscripción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine