21 de mayo de 2012
21.05.2012

Los pequeños 'cracks' del ábaco

205 niños participan en Tenerife en el programa Aloha en el que aprenden cálculo mental

21.05.2012 | 04:00
pequeña calcula una operación matemática con el ábaco.

"Mamá, desde que cuento con el ábaco soy más lista", dicen algunos de los 205 niños del programa Aloha en Tenerife. Este proyecto, traído desde Malasia, apuesta por el desarrollo mental de los más pequeños a través de esta herramienta milenaria. Lo que al principio puede resultar aburrido, puesto que se basa en las matemáticas y los alumnos lo asocian con estudiar, acaba convirtiéndose en un juego en el que todos quieren participar. Comienzan con los ejercicios más simples hasta que el nivel va aumentando. Ellos mismos ven su propia evolución cuando les muestran cálculos antiguos.
Aloha llegó a Tenerife en octubre y comenzó poco a poco a instaurarse en los colegios de la Isla. "Está pensado para niños de entre 5 a 13 años, ya que se trata de la franja de edad en la que se aprende más fácilmente y el hemisferio derecho del cerebro, que controla la percepción y la creatividad, está más activo", aclara Beatriz de la Puente, directora de Aloha Tenerife.
El programa se divide en niveles que suelen durar tres o cuatro meses, con dos horas de clases semanales. En este tiempo, los niños, tanto si tienen facilidad con las matemáticas como si no, aprenden una serie de técnicas que, con la ayuda del ábaco, las manos o mentalmente, les ayudan a realizar operaciones matemáticas de gran complejidad. En estas se incluyen sumas, restas, multiplicaciones, divisiones, raíces cuadradas y potencias.
Hace unas semanas, en Las Palmas tuvo lugar el Primer Campeonato Regional de Cálculo Mental en el que participaron 55 niños de Tenerife. La prueba consistía en resolver en tan solo cinco minutos 70 cálculos matemáticos con el ábaco o mentalmente, sin utilizar el método común de papel y lápiz.
Lara Mogollón y Kyara González, del colegio Isabel La Católica, quedaron segunda y tercera respectivamente en el nivel 2 de la categoría Kids (de 8 a 13 años). A pesar de lo complicado que pueda parecer desde fuera, estas pequeñas afirman que les pareció muy fácil. Además, comentan que desde que participan en Aloha "sacamos mejores notas, sobre todo en matemáticas". "Siempre me han gustado las mates y ahora todavía más", asegura Lara.
Los padres también ven beneficios en esta actividad. Senén Sobral, padre de Lucía, que participa en Aloha, cuenta que "ahora la veo más espabilada". "Además, saca mejores notas, en matemáticas sacó un 9,8 el otro día", señala orgulloso.
Por otro lado, Virginia Rodríguez, una de las profesoras encargadas de enseñar a los niños, reconoce que al principio, cuando le explicaron el proyecto, pensó que "sería algo para niños superdotados". "No me di cuenta de la potencialidad que tiene este programa", explica. "Es alucinante porque llega un momento en el que los niños se imaginan el ábaco e incluso te preguntan que de qué color lo quieres", cuenta Virginia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine