07 de mayo de 2012
07.05.2012

"No se vende como en años anteriores"

La joyería Purriños ofrece una variedad de cruces como regalo para este día

07.05.2012 | 04:00

La joyería Purriños situada en la calle Teobaldo Power de la capital también ha sentido los efectos de la crisis en esta época de comuniones. Una de las propietarias, Blanca Nieves Purriños comenta que desde que se pusieron de moda los videojuegos, las familias ya no suelen regalar joyas en estas fechas. "Lo que más hemos vendido este año son pendientes. No sé si porque es lo más barato o por el hecho de que con la situación económica actual la gente prefiere obsequiar con algo que dure muchos años", comenta Blanca Nieves.
En la joyería cuentan con multitud de artículos especialmente pensados para estas fechas tales como libros de recuerdos, joyeros para niñas o portarretratos para poner alguna foto del día. Hace unos años, cuando se acercaba mayo no cesaban de vender colgantes de cruces o pequeñas medallas con algún grabado. Ahora, en cambio, las ventas se ven reducidas a algún anillo o a pulseras. "Es normal, con la crisis la gente no tiene la posibilidad de gastarse el dinero en este tipo de caprichos, tal y como se hacía antes. De las joyas se puede prescindir fácilmente", aclara Purriños.
Las propietarias de la joyería se consuelan pensando que la crisis no solo afecta a su negocio. "Al menos no es algo que solo sufrimos nosotros. Todos los comercios estamos en la misma situación y no solo en la cuestión de las comuniones", explica Purriños. Además, esta santacrucera opina que "ya no se compra como antes ni ropa ni zapatos. Todos los comercios estamos viendo como se reducen nuestras ventas y como cada vez más se van cerrando tiendas en todas partes", explica.
El negocio de la venta de joyas también se ha visto afectado por la subida del precio del oro, que repercute en el precio de buena parte de los productos de joyería que tienen como materia prima esencial al dorado metal e impide abaratar precios.
Así, a pesar de la merma en sus ventas, la joyería Purriños no ha apostado por ofertar algún producto con la idea de promover la venta de artículos en estas fechas. "De momento no haremos ninguna rebaja. En junio, cuando el comercio cumpla su 78 aniversario tenemos previsto lanzar una semana de descuentos, pero de momento no podemos", comenta la propietaria.
En la joyería Purriños se pueden comprar cruces de oro desde todos los precios y tamaños. Desde las más baratas por unos 40 euros hasta las más caras y pesadas que pueden alcanzar los 300 y hasta los 400 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine