07 de mayo de 2012
07.05.2012

Tenerife celebra el 129 aniversario del primer cable telegráfico

El acto contará con la presencia de representantes del Cabildo, de la Cámara de Comercio y de la Asociación de Amigos del Telégrafo, que
celebra su VIII Asamblea Nacional en la isla

07.05.2012 | 19:11

El exterior de la Oficina Principal de Correos de la Plaza de España, en Santa Cruz de Tenerife, acogerá este martes a las 10.00 horas una ofrenda floral con motivo del 129 aniversario de la entrada en funcionamiento del primer cable telegráfico submarino que unió Tenerife con Cádiz.

El acto contará con la presencia de representantes del Cabildo, de la Cámara de Comercio y de la Asociación de Amigos del Telégrafo, que
celebra su VIII Asamblea Nacional en la isla.

"Hoy, 6 de diciembre de 1883, el cable telegráfico funciona por vez primera entre Cádiz y Santa Cruz de Tenerife. Nuestras islas entran en comunicación con el mundo. No hay en la historia del archipiélago día más solemne".

Este párrafo corresponde a la edición especial que 'La Ilustración de Canarias' dedicaba a un acontecimiento que cambió la sociedad y la economía de las islas y que significó el fin del aislamiento respecto al resto del mundo y el comienzo del desarrollo del archipiélago. La situación de Canarias en el Océano Atlántico la convertían en un punto estratégico para el comercio intercontinental, pero la incomunicación constituía un gran escollo para su desarrollo económico. Con el telégrafo se aumentó el número de habitantes de Tenerife y las embarcaciones que atracaron en los puertos.

Fue entonces cuando comenzó un nuevo flujo de capital extranjero que desarrollaría en la isla la agricultura y el turismo masivo. Además, se empezaron a instalar las primeras bancas locales al conocer los movimientos monetarios de forma casi instantánea, y la renta por habitante pasó de ser la mitad de la media a igualarse a la media nacional

La instalación del cable telegráfico también permitió que la sociedad se abriese a nuevas ideologías, costumbres y conocimientos no sólo por la afluencia de capital y turistas, sino porque desde ese momento las noticias eran inmediatas. Ya no había que esperar semanas o meses para saber lo que pasaba en la metrópoli o en cualquier parte del mundo; los periodistas cambiaron hasta su forma de redactar, podían acceder a las agencias de prensa y se crearon nuevas secciones en la prensa local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine