07 de mayo de 2012
07.05.2012

El Sol 'arde' en un ordenador

Una investigación del IAC estudia al astro rey para poder predecir su comportamiento mediante simulaciones

07.05.2012 | 04:00
Una de las tormentas solares que tuvo lugar a principios de marzo y que causó problemas en algunos satélites.

Muchas personas, regidas por el calendario maya, creen que el fin del mundo tendrá lugar este año. Fue en marzo cuando a los catastrofistas se les pusieron los pelos de punta pensando que la Tierra ardería. Sin embargo, las tormentas solares que tuvieron lugar en ese mes pasaron desapercibidas para la gente de a pie. Los que sí corrieron riesgos fueron los satélites y los aparatos electrónicos, entre otros. Para intentar predecir este fenómeno, el equipo científico de Elena Khomento, investigadora del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), intenta que el Sol arda en un ordenador.
Mediante una simulación por computadora, los expertos del Observatorio del Teide pretenden entender mejor la actividad del astro rey, pero ¿cómo se hace una copia del Sol? El método consiste en escribir unas ecuaciones muy complejas y programar su solución en un código, para después ejecutar el resultado a través de un sistema informático.
Este proceso, según explicó Khomenko, permite hacer modelos y predecir el comportamiento de la estrella de manera eficiente. Los códigos que se usan para modelar las atmósferas magnéticas del astro son muy parecidos a los que realizan los meteorólogos para predecir el tiempo. De esta manera, "tenemos nuestro propio sol en el ordenador y podemos hacer un experimento controlado con él", especifica.
Sin embargo, el estudio no se basará en una única simulación, sino que estará constituido por varias representaciones. La investigadora del IAC señala que el Sol es una estrella magnética y su actividad esta relacionada con la aparición de manchas en su superficie. Cada vez que éstas se desarrollan, se puede esperar el aumento de su actividad, lo que produce erupciones violentas. "No entendemos del todo por qué se producen estas explosiones ni podemos todavía vaticinar con mucha antelación en qué momento van a aparecer. Con la investigación, esperamos dar un pasito más para comprenderlas", comenta.
Para entender el tiempo solar se hacen millones de simulaciones. Muchas de ellas, de prueba y error, hasta que los expertos aprendan cómo funciona el astro rey. "Es un trabajo de mucha gente y que va a durar muchísimos años", señala.
El comportamiento de la gran estrella está organizado en ciclos, y es en determinados periodos cuando aumenta su actividad, lo que conlleva al incremento del número e intensidad de tormentas solares. El hecho de que este año se hayan producido varias explosiones con mucha fuerza es algo extraordinario, aunque "ya ha ocurrido muchas veces en el pasado". El proceso "se repite cada 11 años, y la mayoría de las personas ni lo notamos".
Aún se está muy lejos de conocer cómo funciona el Sol, pero el proyecto del IAC investigará efectos nunca estudiados que derivarán en la predicción de sus manifestaciones externas, como las tormentas. Para conseguir dar "unos pasitos" en la comprensión de la actividad del astro rey, el equipo tendrá que desplazarse a La Palma y Barcelona para utilizar sus ordenadores. En ese momento será cuando comiencen a comprenderse los cómos y los porqués.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine