05 de mayo de 2012
05.05.2012

Un tercer forense descarta que Aitana sufriera malos tratos

El Instituto de Medicina Legal de Las Palmas rechaza las tesis de los médicos contratados por la madre de la niña, que acusa a su expareja de la muerte

05.05.2012 | 04:39
El abogado Plácido Alonso Peña, en una entrevista anterior.

La segunda autopsia realizada al cadáver de la niña Aitana, que murió a finales de noviembre de 2009 tras ser ingresada en el Hospital de Nuestra Señora de la Candelaria, confirma que la causa de la muerte de la pequeña fue "accidental" y se produjo por "una caída fortuita con una antigüedad de cinco o seis días anteriores al óbito".
Este nuevo examen forense ha sido realizado por especialistas del Instituto de Medicina Legal (IML) de Las Palmas tras ser solicitado por la magistrada juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Arona. En el informe se rechazan las tesis de malos tratos presentadas por dos médicos de Madrid, quienes fueron contratados por el mediático abogado Marcos García-Montes, letrado que defiende a Belén García, madre de la fallecida.
La madre de la niña considera que su expareja, Diego Pastrana, pudo maltratar a Aitana, y que su muerte, cuando tenía tres años, se debió a que fue golpeada por éste. De esta manera, el abogado García-Montes imputó a Pastrana por un delito de homicidio.
Sin embargo, el nuevo documento, que consta de 19 folios, "desmonta todos los argumentos que sostienen los médicos de Madrid, quienes "elaboraron un estudio a partir de unas fotocopias del informe que hicieron los forenses que practicaron la primera autopsia en el IML de Santa Cruz de Tenerife", según señala el abogado Plácido Alonso Peña, que defiende a Diego Pastrana .
Peña afirma que "los resultados de este nuevo examen forense pueden ser definitivos para la causa, al corroborar que la pequeña habría muerto por una lesión en la cabeza, no detectada por los médicos que la atendieron –en el centro de salud de El Mojón, en Arona y en el Hospital de Nuestra Señora de la Candelaria–, y que se debió a una caída accidental de un columpio". En los días previos a la muerte de Aitana, los médicos apuntaron a que la menor podía haber sufrido malos tratos y Diego Pastrana fue detenido y pasó a disposición judicial. Sin embargo, fue puesto en libertad tras conocerse los resultados de la autopsia.
Diego Pastrana se presentó el 24 de noviembre de 2009 en el centro de urgencias de El Mojón con Aitana porque, según dijo, tenía dificultades para respirar. En el mismo centro, la criatura entró en parada cardiorrespiratoria, aunque pudo ser reanimada y estabilizada para trasladarla a la Candelaria.
El médico que estaba aquella noche de guardia en El Mojón había identificado múltiples signos de malos tratos en la pequeña (hematomas en brazos, magulladuras, quemaduras en la zona lumbar y dorsal, así como indicios de desgarro vaginal y anal) y que a su juicio podían ser los causantes de las paradas cardiorrespiratorias; consecuentemente, avisó a la Policía Local y detuvieron a Pastrana.
El 26 de noviembre, Aitana falleció y la madre de la pequeña y pareja de Pastrana defendió siempre a su novio y negó rotundamente que su hija hubiera sufrido malos tratos. El día 28, un informe forense demoledor y exculpatorio para Diego Pastrana, reveló que "las lesiones son enteramentecompatibles con haberse producido una caída, presumiblemente accidental, de una antigüedad deunos cinco a seis días".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine