24 de abril de 2012
24.04.2012

Javier Cacho: "A la Antártida van 20 veces más turistas que científicos"

En la zona donde están las bases españolas se nota de forma palpable los efectos del calentamiento global ya que donde hace 25 años había cuevas ahora ya no hay nada

24.04.2012 | 13:04

El físico y escritor Javier Cacho, que en 1986 formó parte de la primera expedición científica española a la Antártida, ha lamentado que, con la crisis económica que afecta "de forma grave" a la investigación, viajen a la Antártida 20 veces más turistas que científicos.

El autor de "Antártida: el agujero de ozono", ha afirmado que no tiene sentido que en esta zona de la tierra la investigación de la afección del cambio climático se esté sustituyendo por el turismo de lujo.

A su juicio, estos viajeros, que recorren la Antártida en cruceros de lujo, van para sacarse una instantánea junto a los pingüinos y, en la mayoría de los casos, no aprecian lo que tienen tras sus objetivos.

En grupos de varios miles de personas, estos turistas superan, sobre todo en verano, a los científicos que pasean por la Antártida, y la razón de esta diferencia está, según Cacho, en que la investigación en España ha sufrido una "dramática" reducción del 25 por ciento.

"Ese porcentaje es lo que nos permite hacer cosas", ha afirmado el científico, quien ha alertado que esta disminución del presupuesto hará que se reduzcan las becas, que los jóvenes investigadores se tengan que ir al extranjero y que el rendimiento de la investigación en España baje más del 50 por ciento.

Y, mientras esto ocurre, "vemos la invasión de los turistas en la Antártida", apostilla el escritor, que no culpa a los viajeros por querer conocer este rincón del mundo sino pide que se cuide este territorio, que ha visto transformarse desde la primera vez que fue en 1986.

En la zona donde están situadas las bases españolas se nota de forma palpable los efectos del calentamiento global ya que donde hace 25 años había cuevas ahora ya no hay nada, ha destacado el escritor.

Según ha podido ver y estudiar, se está produciendo un deshielo generalizado y masivo, que, según dice, "impresiona observar".

Pero esta situación puede aún empeorar, relata, y es que, en los próximos 200 años se va a asistir a un cambio que ha tardado 10.000 años en ocurrir antes, avanza.

"Estamos perdiendo la cobertura de hielo sobre todo en el Ártico, algo que no había pasado en los últimos 15 millones de años", ha afirmado Cacho, quien ha detallado que, por el contrario, en la Antártida las manifestaciones no son tan evidentes.

A la pregunta "¿es tan grave como parece?", responde de forma tajante: "creo que estamos preguntando demasiado, no se deja tiempo a los científicos para trabajar".

Y continúa: "mi impresión es como si tuviéramos a un paciente en la cama de un hospital y cada cinco minutos le preguntáramos cómo está".

Sin embargo, reconoce que "la enfermedad es grave porque estamos multiplicando por 100 el calentamiento que podría tener la tierra".

La solución más factible y sencilla para detener esta "enfermedad", según el experto, pasa por reducir el consumo de agua, restringir el aire acondicionado en los hogares y limitar la velocidad en las autopistas.

"El movimiento ecologista no es proteger la vida del pajarito, consiste en una implicación real para reducir el consumo", manifiesta el científico quien está convencido de que con estas limitaciones no se resiente el bienestar de las personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook