28 de agosto de 2011
28.08.2011

Un camino familiar heredado

La agrupación Neocatecumenal tiene en Canarias alrededor de 1.700 miembros

28.08.2011 | 04:00
Numerosos jóvenes agitan banderas canarias en la asamblea del Camino Neocatecumenal que se celebró el pasado lunes en Madrid.

En un día de convivencia del Camino Neocatecumenal, un movimiento que surgió en los años 60 de la mano del pintor y cantautor español Kiko Argüello, entre otros, dos jóvenes canarios, movidos por los valores inculcados por sus padres, se conocieron bajo el nombre de hermanos.

La pareja, de solo 17 años, se encontró en el Camino, lo que los convierte en kikos en honor a su fundador. Desde ese momento, no pudieron separarse. Sus creencias llevaron a los dos jóvenes a casarse por la Iglesia, y con tan solo 23 años ya viven en matrimonio. Armando Acosta y Évila Méndez se desposaron sin antes vivir juntos. Una decisión que implicó una lucha contra amigos y familia, porque, a pesar de que sus padres pertenecen a la organización, "a ellos les pareció pronto".

"Las personas que digan lo que quieran, pero nosotros creemos en la conversión", determinó Acosta. Se consideran "gente normal" a la que no les parece bien "ni el botellón ni el aborto. Tenemos otra moral".

Una herencia que sus familiares, a través de la educación, han arraigado en sus hijos y que ha provocado su inclusión en las filas del Camino. Pero "en nuestras vidas hemos experimentado que existe Dios, que nos ha protegido de muchas cosas". La pareja considera que se puede ser joven y creyente, una de las patas de este movimiento. "No necesitas ser alguien porque Dios te ama tal y como eres".
Un estilo de vida que se centra en conocer al milímetro la palabra divina, inscrita en la Biblia, y en la obligación de difundirla por el mundo. "Hay que evangelizar; divulgar que Él existe", y la manera para hacerlo es a mediante los cantos creados por Argüello para la "comunidad de hermanos".

Dicen que el respeto y tolerancia son algunos de sus valores, unas cualidades que, según los kikos, "exigen los manifestantes laicos de la Jornada Mundial de Juventud y ellos mismos no cumplen", declaró Acosta. "Es fácil catalogar a la Iglesia, pero hay que tener en cuenta que todos los humanos somos pecadores", sentenció.

En Canarias existen tres sedes del Camino Neocatecumenal, ubicadas en Gran Canaria, Tenerife y La Palma. Un total de 1.700 isleños, aproximadamente, creen que Dios quiere a la gente tal y como es, y viven orientados a la "buena noticia: el Evangelio", explicó Carlos Benedicto, representante de los kikos tinerfeños.

Existe la posibilidad de abandonar la comunidad. "Algunos se han ido y otros se dan cuenta de que sin Jesús no hay camino. Mis padres también pertenecen a la organización. Pero no soy miembro por ellos, sino porque tuve mi experiencia y me di cuenta de que el Señor me quiere a pesar de mis pecados, a la vez que me da paz. Por eso, no me gustaría salir nunca de la comunidad", explicó el representante en Tenerife.

Desde 1976, el Camino Neocatecumenal apareció en las Islas y es el grupo "más fuerte" de la Iglesia. "No se necesita ser alguien porque se vive la fe en comunidad", agregó Acosta.

JMJ

En el encuentro que realizaron tras terminar la Jornada Mundial de Juventud (JMJ) en Madrid, miles de miembros del movimiento se encontraron con uno de los fundadores, Kiko Argüello, en la capital. Unas 300.000 personas de todo el mundo participaron en el acto; de ellos, 30.000 eran españoles, mientras que 500 provenían de Canarias. Algunos de los jóvenes fueron por su cuenta, como el caso de Acosta y los hermanos Évila y Manuel Méndez, que tuvieron que quedarse en Ocaña (Toledo) sin saber dónde iban a dormir.
"Menos mal que algunos compañeros nos dieron las llaves de sus casas como si fueran nuestras y nos dejaron dormir allí", dijo Acosta. Comentó que la experiencia fue "única", y aconsejó a todos los jóvenes, "sobre todo del Archipiélago, que disfruten de la próxima JMJ, porque te cambia la vida. Hay que vivirlo".

Los kikos realizan tres ceremonias fundamentales para "vivir la fe en grupo". Una de ellas es la eucaristía, que según cuenta Benedicto, es más larga de lo normal y se celebra una vez a la semana a eso de las 20:00 horas. También se comulga con el pan y el vino y se considera un acto "dinámico". "Al final, las personas que quieran dan testimonios de su fe, lo que ayuda al resto de la asamblea cuando lo pasan mal".
La Celebración de la Palabra se lleva a cabo una vez a la semana, cuando se leen varios textos de la Biblia, a la vez que se comparten experiencias relacionadas con Dios. Los kikos también acuden una vez al mes a una convivencia, donde comparten juntos la comida y las vivencias religiosas que hayan tenido. "Se participa de manera voluntaria, porque el Señor nos ha hecho libres y nos ayuda en la vida", concluyó Benedicto.

¿Secta o ´kikos´ que forman la Iglesia?

Armando Acosta es uno de los miembros del Camino Neocatecumental. Fiel a sus valores, señala que la organización ha sido considerada por "muchas personas como una secta". El papa Benedicto XVI, por el contrario, "ha aprobado los estatutos" del movimiento, creado por el cantautor y pintor Kiko Argüello y por la religiosa, química y teóloga Carmen Hernández.

Carlos Benedicto, representante del movimiento en Tenerife, explica que, en ocasiones, algunos párrocos "se niegan" a prestar sus ermitas para realizar las eucaristías del Camino. "No es un movimiento, sino un retorno a la Iglesia", puntualizó el joven, a lo que añadió que no sabe la razón de por qué algunos no les aceptan cuando "la Santa Sede nos ha apoyado". El problema está, según Benedicto, en que si no realizas los actos que marca la organización, "la fe se cae". Definen a su comunidad como un "itinerario de iniciación cristiana posterior al bautismo o para recibir este sacramento". El fundador, por su parte, presenta la espiritualidad como una reflexión de la dinámica de las primeras comunidades cristianas.

Miles de personas asistieron el lunes pasado a la llamada del Camino Neocatecumenal. Kiko Argüello, acompañado por Rouco Varela, cardenal de Madrid, comenzaron con la bendición del prelado. Durante el encuentro, el iniciador del movimiento subrayó que "no estaba loco", cuando propuso como meta conseguir "25.000 sacerdotes para evangelizar China". En el encuentro también participaron cardenales de distintos lugares, como Polonia y República Dominicana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook