30 de julio de 2010
30.07.2010

Paulino Rivero apuesta por prohibir las peleas de gallos

"No me parece que los espectáculos con animales que conducen a su muerte sea algo edificante", afirma

30.07.2010 | 14:42

Cataluña ha abierto la veda. Al cerrar las plazas de toros, ha puesto sobre la mesa de debate sobre el maltrato animal. Y, con él, otras prácticas de dudosa justificación han saltado a la palestra. En Canarias, los toros llevan veinte años prohibidos, pero el salvaje espectáculo de las riñas de gallos todavía es disfrutado en muchos rincones de las Islas. Incomprensiblemente, quedaron fuera de la Ley de 1991, que prohibía los espectáculos sangrientos con animales. Ayer, el presidente canario, Paulino Rivero, expresó claramente su postura a favor de prohibir este espectáculo.

La polémica a cuenta de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña continuó ayer recorriendo el espinazo de la geografía española. Todas las regiones han expresado su postura, en un sentido o en otro, en función sobre todo, de su afición o de los intereses económicos que tengan en el asunto.

En la tertulia radiofónica La Ventana, en la que participan varios presidentes autonómicos, el jefe del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, manifestó su oposición a las peleas de gallos. En pleno debate sobre la decisión adoptada el miércoles por el Parlamento catalán, se le planteó a Rivero la paradoja del hecho de que en Canarias se hubiese abolido el toreo hace ya 20 años, mientras que se permiten las peleas de gallos. El presidente canario reconoció que esta práctica fue exceptuada de la prohibición de la Ley de 1991, que vetaba los espectáculos sangrientos con animales. No obstante, Rivero afirmó rotundamente: "Yo las prohibiría también". "Los espectáculos con animales que conducen a su muerte y, además, de una manera sanguinaria, como ocurre en el caso de las peleas de gallos, sinceramente, no creo que sean muy edificantes en pleno siglo XXI", declaró el presidente canario.

En cuanto a la prohibición en Cataluña de las corridas de toros, Rivero admitió: "yo también hubiera votado a favor de prohibirlos, porque no me gustan los toros". No obstante, matizó: "por supuesto, hubiera sido muy respetuoso con la decisión de la mayoría, como no puede ser de otra manera".

Poca tradición

Respecto al hecho de que Canarias haya estado tan adelantada en esta iniciativa, el presidente comentó: "la verdad es que en Canarias no tenemos toros pastando por nuestras praderas, como es el caso de Extremadura". "En Canarias tampoco habían sido un lugar con mucha tradición de plazas de toros", precisó.

En todo caso, el presidente de Canarias opinó que aunque los toros son un arte y un espectáculo "hay ciertas cosas en las que ya nos toca evolucionar".

Tras la votación del miércoles en el Parlamento catalán, por la cual se prohíben las corridas de toros en esa comunidad, el Grupo Popular registró ayer en el Congreso su anunciada proposición de ley para proteger "especialmente en estos momentos" la fiesta de los toros en todo el país "en condiciones de libertad e igualdad en todo el territorio nacional". La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, instó a los diputados socialistas a que voten "en bloque" la proposición de ley, de lo contrario, los parlamentarios socialistas "tendrán que dar explicaciones" sobre su postura.

Modificación de la ley

Con su proposición de ley, el PP pretende modificar un artículo de la ley sobre potestades administrativas en materia de espectáculos taurinos y una disposición adicional, pero plantea además añadir una disposición adicional nueva a esta norma. En concreto, propone una mejora del artículo 1 para que se proteja la fiesta de los toros por su "interés cultural y turístico" y que sea el Estado quien, en el uso de sus competencias exclusivas recogidas en los artículos 149.1.1., 149.2 y 44 de la Constitución, garantice la igualdad de los españoles en el ejercicio de su derecho al acceso a la fiesta de los toros, como parte del patrimonio cultural en todo el territorio nacional. A este respecto, los populares señalan en su exposición de motivos que, pese a que muchas de las competencias en materia de cultura corresponden a las comunidades autónomas, es el Gobierno el que debe ser "el principal garante" de "promover y tutelar" el acceso a la cultura "en todas sus manifestaciones" con independencia del lugar en el que residan.

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, volvió a opinar ayer al respecto y señaló que Galicia "tiene un problema con las vacas, no con los toros", con lo cual su "preocupación" se centra en el primero de los casos, en referencia a la crisis del sector lácteo. Desde el Ejecutivo central, el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, manifestó que no comparte la decisión del Parlamento de Cataluña de prohibir las corridas de toros, aunque también criticó la respuesta del PP, al que ha acusado de caer en una "grave irresponsabilidad" por tratar de dividir a los españoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine