26 de febrero de 2010
26.02.2010
La Laguna

Más de cien personas piden ayudas por el temporal

Cerca de cuarenta de esas solicitudes provienen de Finca España y La Piterita

26.02.2010 | 03:00
Los operarios realizan trabajos para recuperar una vía en las cercanías del Camino de Las Peras.

Más de cien vecinos de La Laguna han solicitado ayudas por los daños sufridos en el último temporal. Los afectados han sido atendidos en las dos oficinas ubicadas en la Tenencia de Alcaldía de La Cuesta y en la sede central de Servicios Sociales. Casi cuarenta de esas solicitudes provienen tan sólo de Finca España y La Piterita. Los ciudadanos han acudido a informarse o gestionar compensaciones económicas tras los desperfectos sufridos por las lluvias del último mes en el municipio.

La concejal de Bienestar Social, Blanca Pérez, señaló que la mayoría de estas personas han visto sus enseres o viviendas afectados por el temporal. Los daños en vehículos hasta ahora no se estaban registrando, mientras que las pérdidas en la agricultura están siendo valorados por otras oficinas. En este caso las de Extensión Agraria, por lo que aún no pueden cuantificar a los afectados totales.

Dos meses. Aunque los afectados tienen dos meses para presentar documentos, han pasado más de 20 días y el ritmo de trabajo en ambas oficinas es constante. "No sabemos a cuántas atenciones llegaremos, pero puedo asegurar que no se está dejando de atender a nadie ni por temas de vehículos o comercios". "Les cog emos los datos y los mantenemos informados", señaló.

Los trámites, según los vecinos, no son complicados. Jesús Melián, uno de los afectados y también representante vecinal en Finca España, señala que entre que son atendidos, realizan el papeleo y gestionan las ayudas, calculan que pasarán unos cuatro meses hasta que reciban el importe compensatorio finalmente aprobado. Los vecinos han optado primero por acercarse a la asociación. Esta directiva ha centralizado la información y ha dirigido a los vecinos hasta una de las dos oficinas previa solicitud de cita en el teléfono gratuito 900 713 809. La mayor parte de los afectados ya tienen los formularios en su poder, aunque Melián piensa que, por evitarse papeleos, no todos los acabarán por presentar. Una vez realizados los trámites, deberán esperar al perito. Aunque vecinas como Dolores Díaz preferirían que el propio perito pasara por los barrios a cuantificar daños en lugar de hacerles ir a ellos hasta estas oficinas o a los bancos.

La mayoría de las pérdidas materiales sufridas por los vecinos eran por a daños en domicilios y viviendas por arrastre de piedras o caída de árboles.

Preocupación por los vehículos

Tan sólo en Finca España, se calcula en algo menos de un centenar de viviendas las dañadas por el agua en mayor o menor medida y en medio centenar más los coches afectados por la corriente, que arrastró piedras y tierra. Así lo indicó uno de los vecinos afectados y representante del movimiento vecinal, Jesús Melián. También son muchos los vecinos que han tirado sus muebles directamente a la basura, al quedar inutilizados por el agua. El propio Melián vio cómo su furgón quedaba bloqueado por la corriente y ahora se enfrenta a un gasto de 6.000 euros ya que, según explicó, el Consorcio de Seguros se niega a abonar daños a beneficiarios de pólizas básicas obligatorias como la suya. No es el único. "El consorcio nos ha dicho a todos que no se hará cargo de los daños a los vehículos en estas circunstancias, por lo que creemos que nos ha fallado", señaló el representante vecinal de Finca España. Melián se queja de tener que acudir ahora al Ayuntamiento de La Laguna para tratar de que le abonen los gastos del arreglo del vehículo o se quedará sin coche. Sin embargo, este temporal, aunque ha provocado cuantiosos daños, ha hecho meditar a los ciudadanos. "Es algo que no dejamos de comentar entre todos", dicen. "Lo que pudo haber sido y lo cerca que estuvo de provocar daños personales hace que estos desperfectos, aunque tocan a economías modestas, haya que mirarlos con perspectiva", reconoció el vecino, que ve con resignación cómo pasa el tiempo y su furgón se oxida cada vez más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook