16 de marzo de 2019
16.03.2019

Hernández critica que a CC le preocupe la limpieza de la ciudad porque hay elecciones

La candidata socialista denuncia el aumento de 300.000 euros de gasto en limpieza hasta mayo

16.03.2019 | 00:51

La candidata a alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, dijo ayer que el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha admitido por primera vez que la ciudad está sucia y volverá a estarlo a partir de las elecciones de mayo.

Durante una rueda de prensa, Hernández indicó que "Bermúdez solo pretende que la ciudad parezca limpia hasta las elecciones tras aprobar por la puerta de atrás un aumento de 300.000 euros en el gasto de limpieza de Santa Cruz que solo se hará efectivo durante los meses de marzo, abril y mayo".

Patricia Hernández dijo que el alcalde ha realizado un reconocimiento explícito de que la ciudad "está sucia" aunque durante los últimos años ha insistido en decir que es mentira a pesar de las denuncias de los vecinos, del PSOE de Santa Cruz y del resto de la oposición.

La candidata del PSOE relató que tiene constancia de que, a pesar de lo que ha dicho Bermúdez y su equipo, este aumento en el gasto fue llevado a la junta de gobierno fuera del orden del día (en contra de la ley de transparencia), lo que pone de manifiesto la tremenda gravedad de la situación.

Patricia Hernández resaltó que se trata de un engaño electoral para que los vecinos tengan la sensación de que la ciudad esté limpia durante marzo, abril y mayo mientras para junio pretenden volver a lo que ellos mismos han considerado insuficiente en vista de los acontecimientos. "Solo quieren que esté limpia hasta que la gente vote", insistió Hernández. "No se puede utilizar el dinero de los ciudadanos de Santa Cruz a escondidas. El alcalde ha reconocido en esa junta de gobierno que la ciudad está sucia tras contratar a 52 trabajadores más", expresó. Además, Hernández recordó que si se adjudica el contrato de limpieza a Sacyr-Valoriza como quiere Bermúdez y CC, nos encontraremos en una situación peor que la de febrero, menos personal, sin cubrir bajas, ni vacaciones, ni los fines de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook