14 de marzo de 2019
14.03.2019

La Justicia rechaza el recurso de Emmasa para subir la tarifa del agua en la capital

La sentencia del TSJC abre la puerta a que la empresa del agua pueda reclamar al Ayuntamiento el aumento del precio

14.03.2019 | 19:21
El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, durante la Comisión de Control.

La compañía acude ahora al Supremo

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha rechazado el recurso presentado por Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife) para poder subir la tarifa el agua en el municipio.

En julio de 2016, el pleno del Ayuntamiento aprobó, solo con el voto del grupo de Gobierno (CC y PP), incrementar el recibo del agua, a propuesta de la compañía para ajustar la tarifa al IPC (Índice de Precios de Consumo). En concreto, se acordó un aumento del 1,6%, lo que implicaría que las familias pagasen unos tres euros más al año y los comercios, unos seis euros más. La decisión fue remitida a la Comisión de Precios del Gobierno canario, que rechazó, en enero de 2017, dicha subida. Emmasa presentó ante el Ejecutivo un recurso potestativo de reposición contra dicha orden.

El 28 de abril de 2017, la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias emitió una resolución desestimando, "en todos sus términos", el citado recurso de reposición. La empresa del agua decidió, entonces, acudir al Juzgado. Casi dos años después, el Tribunal Superior de Justicia Canarias ha dictado sentencia, rechazando, "íntegramente", el recurso de Emmasa y, por lo tanto, dándole la razón a la Comisión de Precios.

Esta estableció en su momento que la compañía, cuyo socio mayoritario es Sacyr, "obtiene beneficios suficientes", por lo que no es necesario subir la tarifa. Pero eso sí, en el fallo judicial, dado a conocer este jueves, 14 de marzo, por el propio concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, en una Comisión de Control, a raíz de una comparecencia solicitada por Izquierda Unida, también se abre la puerta a que Emmasa pueda reclamar al Ayuntamiento los incrementos del recibo que la compañía considere, sin que estos tengan que repercutir en las tarifas del agua que pagan los vecinos.

La sentencia dice que "en el caso de existir diferencias entre la propuesta del Ayuntamiento y el órgano administrativo encargado de la aprobación definitiva de las tarifas", es decir la Comisión de Precios del Gobierno canario, el Consistorio capitalino "adoptará de acuerdo con la empresa las medidas necesarias para garantizar el equilibrio económico y la razonable retribución del capital" a la compañía. "Curiosamente, aparte de impugnar la resolución administrativa dictada, como se ha hecho en estos autos, esta es otra posibilidad que tiene Emmasa para defender sus intereses y que no supone incremento de tarifas", establece el fallo judicial.

De todas formas, Emmasa ha recurrido ahora ante el Tribunal Supremo la decisión del TSJC. El edil de Servicios Públicos indica que el Ayuntamiento esperará a conocer la sentencia firme.

Por otra parte, y ante la pregunta del portavoz de IU sobre la posibilidad de que el incremento del agua desalada en el municipio, tras la obra de ampliación de la desaladora, abarate el recibo para los vecinos, Arteaga aclaró que "esto solo permitirá mantener estable el precio en cuanto a la producción, porque dependemos menos del agua que se compra a terceros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook