07 de enero de 2019
07.01.2019

Los cambios se adueñan del primer día de rebajas

Las áreas comerciales de Santa Cruz se llenan de compradores a la caza de descuentos que alcanzan el 70% en algunos establecimientos

07.01.2019 | 21:21
Reportaje de las rebajas
Primer día de rebajas en Santa Cruz.

Tras el día de Reyes los comercios de Santa Cruz se despertaron este lunes 7 de enero con largas colas, bastante afluencia de gente y carteles con grandes descuentos. A los que se acercaron a las zonas comerciales a la caza de saldos se unieron los que acudieron a cambiar aquellos regalos en los que Sus Majestades no acertaron del todo. Este lunes quedó inaugurado el periodo tradicional de rebajas de invierno que, ahora, pasa más desapercibido ya que desde hace varios años los establecimientos son libres para ofrecer saldos en el momento del año que quieran.

Los carteles de descuentos, que en algunas tiendas alcanzan el 70%, atraían la atención de los peatones en la calle Castillo de la capital, donde el trasiego de gente era constante. La afluencia de personas se dejó notar también los centros comerciales, donde las colas fueron la tónica habitual sobre todo durante la tarde.

Las tiendas se llenaban de clientes que buscaba cambiar por otra talla o artículo alguno de los obsequios que habían desempaquetado la mañana anterior. Este fue el caso de Noelia Solana, que reconoció haberse acercado a este área comercial a cambiar algunos regalos de Reyes. "Sobre todo ropa y zapatos en los que no se ha acertado con el número", admitió.

Sin embargo, apuntó que también echaría un vistazo por si podía adquirir algún artículo "que necesito si está rebajado". Aún así, esta joven santacrucera consideró que este año "los comercios han comenzado con descuentos muy flojos" y aunque sí que había una gran afluencia de gente "me esperaba más colas y desorden".

De la misma opinión es Jennifer Sans quien argumentó que al haber pasado al lunes 7 el día festivo "mucha gente no se ha enterado de que las tiendas abrían" y apuntó que ella misma estuvo a punto de no salir de casa, "porque no sabía que podía hacer los cambios desde hoy".

Sans indicó que no es muy amante de los periodos de rebajas. "Nunca encuentras tu talla, no hay nada que te guste y encima tienes que hacer un montón de cola", señaló, pero este año sí se animó a ir de tiendas el primer día del periodo de descuentos "porque tengo que cambiar un perfume que me han regalado dos veces".

El día 7 de enero está marcado en el calendario de muchos como la fecha de los cambios. Este fue el caso de Agustín Díaz que junto a toda la familia pasó la tarde de tienda en tienda. "Más que a comprar venimos a cambiar, como la mayoría, ya que muchas veces los Reyes no aciertan", aseguró. Unos cambios que en algunas ocasiones "vienen con sorpresa ya que te encuentras que el artículos está ahora más barato y te ahorras unos euros".

Muchos son los que aprovechan la época de descuentos para regalarse aquellos artículos que han visto antes de Reyes y que finalmente no incluyeron en su lista de regalos y otros esperan expresamente al 7 de enero para hacer todas sus compras, ya que con el mismo presupuesto pueden adquirir una mayor cantidad de artículos, por lo que solicitan a Sus Majestades que entre los obsequios haya algo de dinero para poder aprovechar las rebajas.

Helen Vera es una de las santacruceras que se apunta a esta última modalidad y aseguró no entender por qué se hacen los regalos el 6 de enero "cuando solo un día después está todo mucho más barato, incluso a mitad de precio" y solo puede comprenderlo "en el caso de los más pequeños de la casa, pero no en el de los adultos".

Por eso, apuntó que aprovechará el periodo de rebajas para comprar algunos detallitos para la familia y los amigos "ahora que están a mitad de precio".

Por eso, junto a su amiga Laura Mora se propusieron este lunes recorrer las principales zonas comerciales de la ciudad para hacerse con todo lo que no les habían dejado los Reyes.

Sin embargo, ambas sufrieron una pequeña decepción al salir de algunas tiendas. "No es como antes que sacaban ropa de temporadas anteriores, ahora hay lo mismo que hace una semana", expuso Mora, quien volverá más adelante para comprobar si esto "se debe solo a que es el primer día".

Y es que muchas tiendas aprovecharon varios días antes de Reyes y colocaron los carteles con ofertas para animar a los clientes y aumentar las ventas de la campaña navideña, uno de los momentos del año que es determinante para la facturación total del sector. De esta manera, muchos pajes reales pudieron aprovechar desde la semana pasada los saldos y quizás añadir algún obsequio más bajo el árbol de Navidad.

Sin embargo, se trata de una fórmula que también tiene sus detractores sobre todo entre el pequeño y mediano comercio que ve en la liberalización del periodo de rebajas algo negativo, ya que insisten en que no pueden ofrecer descuentos continuos como las grandes cadenas.

Las jóvenes santacruceras Laura Mora y Helen Vera trataban este lunes de huir de las largas colas que se formaban en algunos comercios. "Hemos visto cosas que nos han gustado y las hemos dejado, porque hacer una cola de media hora por solo un artículo no te compensa", valoró Vera.

Para José Sánchez las esperas para pagar en los comercios deberían reducirse, ya que se trata de un aspecto que condiciona a muchos compradores a la hora de salir el primer día de rebajas. "Habría que reforzar personal en las cajas o buscar alguna fórmula para que no fueran tan largas", opinó.

La previsión para esta campaña de rebajas es que cada canario invierta 84 euros en compras, que sobre todo serán de ropa, calzado y complementos. Aunque en este periodo también hay quien busca aparatos electrónicos que suelen tener buenos descuentos en estas fechas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook