18 de diciembre de 2018
18.12.2018

Uniconf abre en Santa Cruz de Tenerife su primera fábrica de chocolate fuera de Rusia

El nuevo negocio, situado en el Puerto, ha creado ya 50 puestos de trabajo y prevé superar el centenar en los próximos dos años

18.12.2018 | 17:39
Uniconf abre en Santa Cruz de Tenerife su primera fábrica de chocolate fuera de Rusia
El alcalde de Santa Cruz, el presidente del Gobierno canario, el accionista de Uniconf, el presidente de la Autoridad Portuaria y el delegado de la Zona Franca, durante la inauguración de la fábrica rusa de chocolates y confitería.

"Iniciamos este proyecto, hace ya cuatro años, con mucho miedo y dudas, pues era la primera fábrica de chocolates y confitería que abríamos fuera de Rusia. Pero todo eso ha desaparecido gracias al apoyo que hemos recibido en esta Isla". Así lo aseguró este martes, 18 de diciembre, Alexeir Petrov, accionista y administrador de la empresa rusa Uniconf, durante la inauguración de la fábrica que dicha entidad ha construido en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Este nuevo negocio abierto en la capital, perteneciente al gigante Uniconf, la mayor corporación de dulces de Europa del Este, ocupa unos 15.000 metros cuadrados en la Dársena Pesquera del Puerto chicharrero y se dedica a la fabricación y venta de golosinas, caramelos de toffee y bombones, con las marcas Bon Roll, Neo Botánica y Felicita. Para la materia prima, la entidad dispone de plantaciones de cacao en Ghana y otros países de África. Los productos generados en esta fábrica se venderán en Canarias y se exportarán al resto de España, Portugal, Alemania, África y América.

De momento, se han creado 50 puestos de trabajo, aunque la intención de la empresa es ampliar las líneas de producción en los próximos dos o tres años, por lo que "se superará la cifra de un centenar de empleos nuevos", según contó el accionista de Uniconf durante el acto de apertura de la fábrica, la cual se celebró con globos y confeti y con la presencia del presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Suárez, y el alcalde de la capital, José Manuel Bermúdez.

"Hemos empezado con los bombones, caramelos y golosinas, con una producción prevista de 3.500 toneladas al año, pero también queremos producir aquí nuestras ambrosías, que sabemos que gustan mucho a los canarios. Nuestros productos son muy saludables. Entre nuestras últimas novedades destaca Neo Botánica, la marca más fuerte hasta la fecha y que pretende posicionarse en el sector de los caramelos con sus gelatinas sin aceite de palma, sin colorantes artificiales y sin gluten, entrando en los clientes más importantes a nivel nacional como Mercadona, El Corte Inglés, Alcampo, Jesuman, Spar, Gadisa, etcétera", apuntó Alexeir Petrov.

Este agradeció el apoyo que ha recibido el proyecto por parte de "cada uno de nuestros empleados", del Gobierno de Canarias, del Cabildo de Tenerife, de la Autoridad Portuaria, de la Zona Especial Canaria (ZEC) y del Ayuntamiento de la capital, a cuyo alcalde pidió perdón "por todas las molestias que le hemos ocasionado".

El regidor chicharrero recordó que desde el primer contacto que tuvo con el accionista de Uniconf, en 2014, supo que este proyecto "podría ser un ejemplo de lo que queremos que ocurra en nuestro municipio". "En Santa Cruz se está produciendo una reactivación económica muy importante y cada vez son más los inversores que apuestan por esta ciudad. Estamos encantados de que para la primera fábrica que Uniconf ha abierto fuera de Rusia haya elegido a la capital tinerfeña", añadió Bermúdez.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias destacó que la puesta en marcha de esta fábrica "es un ejemplo del éxito de la colaboración entre todas las administraciones, con el fin de generar industria y riqueza". Fernando Clavijo aseguró que Canarias "es la mejor zona para invertir, por contar con la fiscalidad más baja de la Unión Europea y por ofrecer una gran seguridad jurídica y mucha garantía de éxito". "Por todo ello nos ha elegido una empresa tan importante como Uniconf", agregó.

El presidente de la Autoridad Portuaria admitió que en un primer momento pensó que "era una broma" que la mayor corporación de dulces de Europa del Este fuese a abrir una fábrica en el Puerto de la capital tinerfeña. "Pero lo que yo pensé que era una broma se ha convertido hoy en una realidad. Esta instalación es un modelo de éxito. Y ahora tiene 35 años de concesión para desarrollar un magnífico chocolate. Esperamos que en los próximos meses se sigan incorporando al suelo portuario proyectos de este tipo", dijo Pedro Suárez.

Por último, Gustavo González, el delgado de la Zona Franca de Tenerife dio las gracias a Uniconf por haber elegido el Puerto de Santa Cruz de Tenerife y la Zona Franca para poner en marcha su primera fábrica de chocolate fuera de Rusia. "Sin duda, y lo digo siempre que puedo, tenemos el suelo más valioso de Europa", manifestó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook